Cómo controlar un ataque de pánico

14-11-2016
Francesca Roman

¿Qué son los ataques de pánico?

Las crisis de pánico son episodios en que sentimos un miedo intenso en situaciones aparentemente normales y donde sufrimos algunos de los síntomas de ansiedad más frecuentes:

  • Taquicardia
  • Sudor
  • Temblores
  • Sensación de falta de oxígeno y dificultad para respirar
  • Mareo o inestabilidad
  • Hormigueo o falta de sensibilidad en pies y manos
  • Miedo a volverse loco o a morir

Muchas personas no dan importancia a estos momentos pero otras quedan atrapadas en el miedo a volver a sentir el miedo hasta el punto de condicionar su vida: evitan ir a ciertos sitios por miedo a sufrir y no poder controlar un ataque de pánico, dejan de hacer actividades que antes llevaban a cabo con normalidad, su estado de ánimo cambia y se vuelven más nerviosas, irritables o tristes, disminuyen drásticamente su vida social…

Controlar un ataque de pánico: todo lo que debes saber

Circulan muchas ideas erróneas sobre el pánico y cómo manejarlo. Curiosamente, en muchas ocasiones,  cuando ponemos en práctica alguna de esas ideas equivocadas el resultado es que aumenta nuestro nivel de ansiedad y la situación empeora. A continuación aclaramos algunas de ellas y además te damos una serie de pautas que pueden serte muy útiles para controlar un ataque de pánico: 

  • PUEDE PASARNOS A CUALQUIERA. No hay una predisposición genética a tener pánico. Por lo tanto, sentirnos inferiores, más vulnerables o defectuosos por sufrirlo no nos ayuda a superar el pánico. Todas las personas podemos en algún momento de nuestra vida estar expuestos a sufrir un ataque de pánico. Es cierto que algunos acontecimientos traumáticos pueden aumentar la probabilidad de sufrirlo pero el pánico entra dentro de la condición humana.
  • SI CENTRAS TU ATENCIÓN EN LOS SÍNTOMAS DE ANSIEDAD ÉSTOS SE INTENSIFICARÁN. Cierto. Cuando llevamos nuestra atención a los latidos del corazón, el hormigueo o a cualquiera de las sensaciones físicas que aparecen en un ataque  de pánico éstas van a aumentar y nos vamos a asustar más, aumentando el miedo y manteniéndonos en el círculo vicioso.
  • TRANQUILIZA EL NIÑO QUE HAY EN TI. Cuando sufrimos una crisis de pánico nos convertimos en «niños asustados». Puede ayudarnos el tranquilizarnos a nosotros mismos de la misma forma que haríamos con un niño. Enviarnos mensajes tranquilizadores del tipo «son sólo sensaciones físicas», «realmente nada grave está pasando», » igual que ha llegado se irá si no observo continuamente las sensaciones desagradables para ver si aumentan más» disminuirá con toda seguridad el miedo y nos ayudará a superar el ataque de pánico.
  • NO TE VAS A MORIR. Un ataque de pánico es sólo una respuesta desmedida a un miedo irracional pero no estás sufriendo ningún ataque cardíaco. El pánico es una reacción más habitual de lo que crees y el organismo de los humanos está diseñado para poder resistirlo.
  • ALGUNAS SENSACIONES DESAGRADABLES DESAPARECERÁN SI MANEJAS BIEN TU RESPIRACIÓN. Cuando sientes la presión en el pecho y la sensación de ahogo no es debido a que «el aire no entra» y te falta la respiración: todo lo contrario. Se trata de hiperventilación y podrás controlar el ataque de pánico antes si mejoras la forma de respirar. La hiperventilación no desencadena el pánico pero puede dar lugar a sensaciones que pueden interpretarse erróneamente como un peligro.
  • SI NO HACES NADA, PASARÁ SOLO. Es totalmente cierto. Tan sólo estás teniendo sensaciones desagradables asociadas con la respuesta del miedo y alimentadas por pensamientos catastrofistas. Las sensaciones corporales, los pensamientos negativos y la emoción del miedo, son eventos pasajeros que igual que llegaron se irán. Si te aferras a ellos tardarán más en irse. Si los permitas irse entendiendo su carácter temporal y mutante el ataque de pánico durará mucho menos y poco a poco podrás ir sintiéndote mejor.

Ayuda profesional

Algunas personas pueden tener más dificultad que otras para aprender a controlar un ataque de pánico, bien porque lo han sufrido en numerosas ocasiones o porque las sensaciones muy intensas o cualquier otro motivo personal. En estas ocasiones un psicólogo puede ayudar a encontrar las causas particulares por las que en el caso de cada persona pueden disparar un ataque de pánico para neutralizar esas situaciones y aprender a manejar y controlar el pánico

En CENTRUM Psicólogos utilizamos las técnicas más novedosas en psicoterapia para tratar la ansiedad y el pánico: Mindfulness, Hipnosis Clínica, EMDR

Te ayudamos a encontrar la causa que explica el pánico de cada persona y aprender a manejar los síntomas de forma eficaz haciendo que los ataques de pánico vayan disminuyendo hasta desaparecer.


Sobre el autor

Soy Francesca Román. Mi interés como Psicóloga y Coach Nutricional me ha llevado a formarme en áreas de Salud como la Medicina Psicosomática, Trauma, Psicopatología y Psiquiatría y en las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Hipnosis Clínica o Mindfulness. En los últimos años me he dedicado a mi gran pasión: el tratamiento de los Problemas de Alimentación. Hace años creé CENTRUM Psicólogos, un espacio para la salud, que cuenta con un equipo de profesionales que apuestan por una psicoterapia breve e innovadora y que se ha convertido en un referente de psicoterapia de calidad en Madrid.