Problemas de Ansiedad

¿Qué es la Ansiedad?

La ansiedad es una respuesta defensiva de nuestro organismo en situaciones en las que se percibe un peligro. En condiciones normales, esta respuesta es adaptativa, es decir, nos permite reaccionar en situaciones en la que hay un riesgo para nosotros y una vez este estado de peligro finaliza la ansiedad desaparece.

Sin embargo, cuando esta respuesta es demasiado intensa o su duración traspasa los límites de la adaptación, nos encontramos ante un problema de ansiedad.  Es decir, cuando la ansiedad llega a interferir en nuestro día a día, dificultando nuestro funcionamiento normal en el trabajo, en las relaciones personales o en nuestro ocio es cuando tenemos un Trastorno de Ansiedad.

¿Crees que puedes tener un problema de Ansiedad?

Estas son algunas de las preguntas relacionadas con las molestias que puedes sentir en un Trastorno de Ansiedad Generalizada:

  1. ¿Te sientes permanentemente preocupado por algo como si no pudieras librarte de lo que te inquieta?
  2. ¿Has intentado relajarte pero te resulta imposible?
  3. ¿Te cuesta concentrarte?
  4. ¿Te asustas con facilidad últimamente?
  5. ¿Tienes problemas para conciliar el sueño o te despiertas con frecuencia durante la noche?

Trastorno de Ansiedad Generalizada

El Trastorno de Ansiedad Generalizada es uno de los problemas más habituales generados por la ansiedad. Se caracteriza por sufrir durante un periodo de tiempo prolongado (al menos 3-6 meses) una ansiedad elevada.

Estos son los síntomas de la ansiedad generalizada:

  • Preocupación excesiva y permanente por asuntos que la mayoría de las personas consideran triviales o que anteriormente no dábamos importancia
  • Temor y pensamientos negativos anticipatorios frente a cualquier suceso futuro
  • Tensión muscular
  • Inquietud e irritabilidad frecuentes
  • Dificultad de concentración con atención dispersa
  • Insomnio
  • Hipervigilancia (nos sentimos alerta ante cualquier estímulo creyendo que hay un peligro o que algo nos pueda dañar)
  • Cansancio y fatiga permanentes.
  • Dolor de cabeza acompañado en ocasiones de mareos.
  • Sudoración excesiva de manos o general de todo el cuerpo.
  • Sensación de ahogo con presión en el pecho dificultad para respirar.
  • Palpitaciones y pulso rápido.
  • Parestesias (hormigueo en pies y manos)

     

¿Cómo es nuestro tratamiento para la Ansiedad?

La Ansiedad Generalizada disminuye significativamente la calidad de vida de las personas que la sufren incidiendo en la calidad del sueño, en el rendimiento académico o laboral, pudiendo acabar generando problemas de pareja, familiares o sociales.

Nuestro tratamiento va dirigido a abordar el problema en su totalidad:

  • Identificando las causas y del origen de la ansiedad
  • Llevando a cabo el aprendizaje de técnicas de reducción y manejo de los síntomas de la ansiedad
  • Abordando los conflictos que pueden estar generando y manteniendo la ansiedad
  • Preparándonos para evitar recaídas.

En el tratamiento de la Ansiedad Generalizada, combinamos las técnicas tradicionales con las  últimas técnicas en el manejo de la ansiedad: EMDR, Mindfulness, Hipnosis Clínica logrando una mayor efectividad y reduciendo el tiempo de duración de la intervención terapéutica.

Preguntas frecuentes sobre ansiedad

¿La ansiedad es una enfermedad?

No. La ansiedad es una respuesta adaptativa ante situaciones en que sentimos miedo o ante un peligro potencial o real.

Si no tuviéramos esta respuesta de ansiedad ante situaciones amenazantes el riesgo de sufrir un problema sería mayor. Se trata, por tanto de una respuesta necesaria.

Pensemos, por ejemplo en una situación amenazante: “estamos atravesando un paraje solitario en mitad de la noche y escuchamos un ruido” La respuesta de ansiedad nos pone en alerta y todo nuestro organismo se prepara para luchar o huir. Si no tuviéramos esta respuesta de ansiedad podríamos correr el peligro de un ataque, un robo o incluso de morir.

Ahora bien, cuando la respuesta de ansiedad se activa en situaciones en las que no existe un peligro real o la intensidad de la respuesta es desproporcionalda al peligro, hablamos de un problema o trastorno de ansiedad.

¿El trastorno de ansiedad es crónico?

No. En la mayoría de los casos el trastorno de ansiedad desaparece con un tratamiento adecuado.

¿Quienes tratan la ansiedad?

Para un tratamiento eficaz y duradero es importante que no sólo tengamos en cuenta los síntomas de ansiedad sino también el conflicto que la está disparando.

  • Mediante la psicoterapia, con un psicólogo, podremos: 
    • Identificar el origen de la ansiedad y trabajar el conflicto de manera terapéutica.
    • Aprender a manejar los disparadores de la ansiedad de forma diferente
    • Practicar técnicas para manejar los síntomas de la ansiedad, reduciéndolos hasta eliminarlos. 
  • Un médico puede prescribirnos fármacos que nos ayuden a mitigar y eliminar los síntomas de la ansiedad 

El uso exclusivo de fármacos, aborda únicamente el síntoma. En muchas ocasiones, si no se han abordado los factores que causan y mantienen la ansiedad, ésta reaparece a la retirada de la medicación.

¿Qué precio tiene el tratamiento para la ansiedad?

El precio se establece, como en todos los tratamientos en psicoterapia, por sesiones.

En CENTRUM Psicólogos el precio por sesión de una hora de duración es de 70 Euros. Si estás en situación de desempleo o jubilado/a el importe de cada sesión es de 60 Euros.

Si necesitas además medicación el Equipo de CENTRUM cuenta con un Médico Especialista en Psiquiatría que trabaja en coordinación con el terapeuta. Las sesiones de psiquiatría tienen también una hora de duración y su precio es 80 Euros/sesión.

¿Cuánto dura una crisis de ansiedad?

La duración de un ataque de ansiedad es variable según la persona y el manejo que haga de los síntomas.

Una vez que aparecen los primeros indicadores de la crisis, la mayor intensidad de los síntomas se alcanza en los 10 o 15 minutos posteriores. A partir de ese momento van decreciendo y aproximadamente en una hora la crisis de ansiedad ha remitido totalmente.

Tengo ansiedad ¿Cómo controlarla?

Poder manejar la ansiedad adecuadamente es posible:

  1. Reduce o evita el consumo de sustancias excitantes. Café, cacao y colas contienen cafeína. Algunas crisis de ansiedad se producen por el consumo excesivo de este tipo de sustancias. 
  2. Acude al gimnasio regularmente. La práctica de ejercicio moderado de manera regular ayuda a mantener bajos los niveles de adrenalina con que incide favorablemente en la reducción de la ansiedad. 
  3. Practica meditación, relajación o Mindfulness. Te ayudarán a reducir los síntomas físicos y cognitivos de la ansiedad. 
  4. Aprende a identificar los disparadores de la ansiedad y busca soluciones más saludables a estas situaciones. A veces necesitamos ayuda profesional de un terapeuta para encontrar las claves de nuestra ansiedad. 
  5. Acepta que a veces vas a encontrarte más nervioso/a que otras personas en ciertas circunstancias. Poder reconocer esto y no auto-exigirnos disminuye la ansiedad. 

Para la ansiedad ¿Qué puedo tomar?

En el tratamiento de la ansiedad, como en la mayoría de los problemas psicológicos y emocionales, es importante distinguir entre síntoma y factores que lo originan y mantienen.

Imaginemos un iceberg. La parte superior y visible es el conjunto de síntomas, pero la parte no visible lo forman los factores (biológicos, psicológicos, sociales …) que originan, disparan y mantienen el trastorno de ansiedad.

Cualquiera de las opciones que tomemos para la ansiedad, ya sean fármacos u otras alternativas, van a ir dirigidas a reducir o eliminar el síntoma. Por ello, es importante que se puedan abordar los factores que subyacen a través de psicoterapia.

  • Fármacos para la ansiedad. Están sujetos a prescripción médica, es decir, necesitamos receta para comprarlos. Debe ser un médico de atención primaria o un psiquiatra quien nos indique cuál es el más adecuado, controlar la evolución y la retirada cuando se precise.
    • Los más comunes son las benzodiazepinas y los antidepresivos.
    • Las benzodiazepinas producen sedación en nuestro cerebro. Su duración será variable (de unas horas a 24 horas) en función del tipo de principio activo que tengan.
    • Los antidepresivos, originalmente indicados para el tratamiento de la depresión, han demostrado ser también eficaces para el manejo de la ansiedad, en función de la dosis y del tipo de antidepresivo.
  • Otras alternativas a los psicofármacos aunque su eficacia está aún en estudio, son los probióticos.

Se ha demostrado que ciertas bacterias intestinales actúan en nuestro intestino segregando o modulando sustancias (serotonina, GABA … ) que inciden en la ansiedad y en la depresión.

Los probiótiocos son preparados de estas bacterias. Se comercializan habitualmente en forma de complementos alimenticios. Su ingesta unida a una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio de manera regular, favorece la disminución de  los síntomas de la ansiedad. No obstante, como se ha señalado anteriormente, la eficacia de los probióticos está aún en estudio y de momento parece ser desigual según algunos factores como la edad entre otros.