Mindfulness

Mindfulness: Qué es Mindfulness y qué no es Mindfulness

15-02-2015
Francesca Roman

¿Mindfulness es meditación? ¿Es una nueva técnica de relajación? ¿Es dejar la mente en blanco? Estas son algunas de las preguntas que los terapeutas que utilizamos Mindfulness en nuestro día a día escuchamos con frecuencia.

La forma en que Mindfulness ha irrumpido en nuestra sociedad ha dado pie en algunos casos a confusiones y equívocos sobre lo que es, sus aplicaciones y los beneficios que se pueden obtener de la práctica de Mindfulness a nivel formal o en enfocar nuestra vida de una forma mindful.

Qué es Mindfulness

Mindfulness es un estado mental en el que nuestra atención se dirige a lo que sentimos, percibimos en el momento presente. Nuestra actitud al hacerlo es la de un observador curioso pero no crítico que acepta lo que percibe sin juzgarlo, sin actuar, sin preguntarse el por qué de lo que percibe.

Qué no es Mindfulness

No es dejar la mente en blanco →  Éste es uno de los errores más frecuentes. En Mindfulness no trata de no pesar en nada, todo lo contrario. Se trata de llevar la atención a lo que acontece en ese momento, con una actitud de aceptación para que nuestros pensamientos no nos perturben.

No es no sentir → Mindfulness no es suprimir las emociones sino observarlas y aceptarlas sabiendo que las emociones son eventos pasajeros y que como tales igual que llegan se van.

No es iluminación → No significa entrar en un trance o apartarse de la vida cotidiana o cualquier concepto religioso o espiritual parecido. Mindfulness no participa de esta esencia mística y su práctica nos permite estar en nuestra realidad presente sin huir.

No es pensar en positivo → Mindfulness sostiene que cualquier pensamiento, emoción o sensación es un evento pasajero y como tal igual que viene se va. Por tanto, acepta el pensamiento tal y como se produce ya sea positivo o negativo y no reacciona ante ellos.

No es una nueva técnica de relajación → Cuando practicamos Mindfulness nuestra atención tiene que estar sostenida sobre aquello que acontece. El objetivo es ampliar el estado de conciencia en el presente tanto como podamos, no relajarnos. Sin embargo sí es cierto que la práctica continuada de Mindfulness produce calma y serenidad.

No es una técnica de control → Lo que se pretende es lograr un estado mental que vaya más allá del miedo y de la necesidad de controlar permanentemente.

No es escapar del dolor → Estudios realizados sobre la aplicación de Mindfulness en dolor crónico o en fibromialgia han puesto de manifiesto que es beneficioso ya que una actitud mindful elimina la resistencia psicológica ante el dolor, algo que le convierte en sufrimiento.


Sobre el autor

Soy Francesca Román. Mi interés como Psicóloga y Coach Nutricional me ha llevado a formarme en áreas de Salud como la Medicina Psicosomática, Trauma, Psicopatología y Psiquiatría y en las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Hipnosis Clínica o Mindfulness. En los últimos años me he dedicado a mi gran pasión: el tratamiento de los Problemas de Alimentación. Hace años creé CENTRUM Psicólogos, un espacio para la salud, que cuenta con un equipo de profesionales que apuestan por una psicoterapia breve e innovadora y que se ha convertido en un referente de psicoterapia de calidad en Madrid.