Qué es la Atiquifobia o Miedo al Fracaso | Centrum Psicólogos

Atiquifobia: Tengo miedo al fracaso

09-01-2018
Francesca Roman

Todas las personas tenemos en alguna medida cierto miedo al fracaso. Cuando este miedo es moderado tiene un efecto positivo, ya que nos ayuda a superarnos y nos previene de situaciones dolorosas o desagradables.

Sin embargo, cuando el temor a fracasar se hace muy intenso y llega a bloquearnos llegando incluso a evitar que hagamos ciertas actividades (presentaciones, competiciones deportivas, exámenes…) por temor a equivocarnos y fracasar nos encontramos ante un problema de atiquifobia o fobia al fracaso.

Síntomas de miedo al fracaso

El principal síntoma de que tenemos miedo al fracaso es la evitación de actividades donde nos sentimos examinados, puestos en prueba y donde tememos no llegar a lograrlas con éxito y suspender.

Existen otros síntomas secundarios que pueden ayudarte a saber si tienes miedo al fracaso:

  • Gran autoexigencia y rigidez con uno mismo
  • Temblores, sudoración, taquicardia o molestias gástricas (diarrea, dolor de estómago)  en el momento en que tenemos que hacer la actividad en la que tememos equivocarnos y fracasar
  • Bloqueos cognitivos (quedarse en blanco) cuando nos examinamos o nos exponemos a una actividad pública en la que tememos fracasar.
  • Necesidad de perfección en casi todo lo que hacemos
  • Autoestima y autoimagen negativa

Causas del miedo a fracaso

¿Por qué algunas personas tienen este miedo intenso a fracasar? Te damos algunas claves:

Padres muy rígidos y exigentes

Partamos de la base que la tarea de los padres motivar a sus hijos a estudiar, crecer y formarse de la mejor manera posible. Es positivo que los padres fomenten  una buena ejecución de las tareas escolares, deportivas, etc,  y que pongan a sus hijos  unos límites sanos entre lo que es obligatorio y el tiempo de juego y de ocio.

Sin embargo, a veces los padres gestionan de una manera excesivamente rígida e inadecuada los resultados negativos de los exámenes. Exigen perfeccionismo y excelencia a sus hijos y éstos se sienten  obligados a tener éxito. La presión que esto genera acaba creando temor e inseguridad en el niño que puede derivar en miedo al fracaso.

Autoimagen negativa

En ocasiones, producto de una imagen negativa de nosotros mismos, acabamos interiorizando creencias nucleares negativas: «No soy suficientemente bueno» «No soy capaz»…  que están en la base del miedo a fracasar y de la evitación de las actividades donde no nos sentimos seguros.

La autoimagen negativa y la autoexigencia de perfeccionismo hacen sentir que fracasar sería muy doloroso, algo difícilmente tolerable. Por ello vamos evitando exponernos a las situaciones de examen, competición o pruebas públicas. Esta evitación funciona como un refuerzo del miedo, que se va incrementando más y más.

Miedo al éxito

Aunque pueda parecer paradójico que el miedo al fracaso es la otra fobia: el miedo al éxito.

A algunas personas con miedo al fracaso, tener éxito y triunfar puede producirles una sensación de vértigo incómoda. Alcanzar logros conlleva en muchos casos tener que realizar cambios y salir de nuestra zona de confort. Para evitar tener que afrontar esta situación, estas personas boicotearán cualquier posibilidad de éxito evitando situaciones donde pudieran alcanzar logros y atribuirán esta evitación a su miedo al fracaso.

Superar el miedo al fracaso es posible

Ya hemos visto que una de las consecuencias de la fobia al fracaso es el malestar intenso que genera a quienes la sufren el enfrentarse a presentaciones, actividades deportivas, exámenes, etc.

En algunos casos la ansiedad que sienten es de tal magnitud que acaban evitando estas situaciones. Esto acaba influyendo negativamente en el rendimiento académico, proyección profesional, ocio y otros aspectos de la vida diaria.

Si éste es tu caso, te interesa saber que  CENTRUM Psicólogos somos expertos en el tratamiento de fobias. Utilizamos las técnicas más avanzadas (EMDR, Hipnosis Clínica …).