Trastorno Limite o Borderline

Síntomas del Trastorno Límite de la Personalidad o Borderline

Autoimagen variable

Las personas con Trastorno Límite de la Personalidad suelen tener una autoimagen (la forma en que uno se percible) muy dependiente de la valoración de los demás. Es decir, pueden pasar de sentirse válidos a ineptos rápidamente ante la crítica o el comentario de una persona. Esto implica que tengan frecuentemente cambios de humor y pensamientos sobre sí mismo y sobre los demás muy contradictorios.

Todo esto conlleva una confusión de identidad, sobre quienes realmente son, de tal forma que llegan a preguntarse con cierta angustia quiénes realmente dentro de esa identidad cambiante son.

Relaciones  intensas e inestables

Es muy característico de las personas con Trastorno Límite el necesitar estar con alguien de una forma desesperada tanto como evitarle para así protegerse de ser dañado emocionalmente. 

La inestabilidad de su mundo intrapsíquico hace que se muevan entre el amor y el odio con facilidad. Aman tan intensamente como odian y pueden pasar de un extremo a otro con facilidad, lo que conlleva a la confusión del otro y a generar un patrón de relaciones muy frágiles e inestables. 

Necesitan ser queridos de una forma superlativa pero esperan que los otros «adivinen» esta necesidad, dado que ellos son muy sensibles a las necesidades de los demás y las perciben con cierta facilidad. Eso mismo es lo que casi mágicamente esperan de los otros. Para buscar y obtener la atención del otro acuden con frecuencia a formas de demanda de afecto muy llamativas. 

Todo esto acaba generando malestar en las personas con las que se relacionan y frecuentemente sus relaciones tienen principios y finales intensos. 

Pensamiento dicotómico

Pensar en términos extremos (blanco o negro/todo o nada) es uno de los rasgos característicos de las personas con Trastorno Límite.

Esta dicotomía suele extrapolarse también a sus comportamientos. En ocasiones llegan a confiar totalmente en alguien, incluso con cierto grado de ingenuidad, para pasar luego a desconfiar hasta límites paranoicos. Igualmente pasan rápidamente a idealizar y devaluar algo o alguien

Todo esto les hace sentirse angustiosamente inestables y defectuosospues son conscientes de su falta de control sobre sus emociones y de confianza en uno mismo y en los demás.

Miedo al abandono

Las personas con Trastorno Límite están dispuestas a soportar lo que sea necesario con tal de lograr ser queridas y aceptadas y de no sentirse solas o abandonadas. Esto puede llevarles con frecuencia a tolerar maltrato físico o psicológico por miedo a ser juzgadas, criticadas y abandonadas.

Su opinión no cuenta. Aceptan la del otro con tal de no ser abandonadas. Suele ser una conducta que aprendieron en su infancia y que les ha resultado adaptativa (útil para sobrevivir en un entorno difícil y hostil)

Comportamientos destructivos y suicidio

Cortes, quemaduras, arañazos y conductas suicidas  son  frecuentes en las personas Borderline.

Otro tipo de conductas que indican déficit de autocuidado y dificultad para autocontrolarse son la ingesta elevada de alcohol, comer compulsivamente, relaciones sexuales sin protección. Con frecuencia son formas de evadirse  o de compensar un malestar interno, una sensación crónica de vacío por lo que llevando a cabo este tipo de conductas hay una cierta sensación de alivio.

A veces las personas con Trastorno Límite recurren a este tipo de conductas como una forma de comunicar sus emociones o de autocastigo por sentirse indignos o malos.

Estas conductas impulsivas tienen que ver con su tendencia a vivir en los extremos, su forma de conectar con la vida o de sentirse vivos.

¿Cómo es nuestro Tratamiento para el Trastorno Límite de la Personalidad?

El Trastorno Límite de la Personalidad o Borderline es uno de los cuadros psicológicos cuyo tratamiento requiere de profesionales especializados. El abordaje ha de llevarse a cabo, por su complejidad, enfocado a cada uno de los focos del conflicto: miedo al abandono, impulsividad, autocuidado, identidad, ect.

En CENTRUM Psicólogos tras llevar a cabo una evaluación detallada y específica para este trastorno con pruebas especialmente diseñadas al respecto llevamos a cabo una intervención a cargo de profesionales especializados y expertos en Trastornos de la Personalidad que cuentan con experiencia en el abordaje de este tipo de trastorno y formación específica.

En el tratamiento se utilizan las técnicas más novedosas en cada uno de los focos de intervención: EMDR, Mindfulness, Terapia Iconica, etc.