Bulimia

La bulimia se caracteriza por la ingesta voraz y descontrolada de alimentos en un periodo de tiempo breve (5-15 minutos aproximadamente) seguida de una sensación de culpa que suele llevar a conductas para contrarrestar los efectos del atracón.

Como en la Anorexia Nerviosa, las personas que tienen Bulimia tiene un miedo morboso a engordar y siguen patrones de alimentación muy destructivos.

Las personas que padecen bulimia suelen tener un peso normal o un ligero sobrepeso, lo que hace que en muchas ocasiones  la enfermedad se mantenga durante mucho tiempo

¿A qué puede deberse la Bulimia Nerviosa?

Se trata de un trastorno complejo del que no existe una única causa. Son múltiples los factores que pueden hacer aparecer el problema y ninguno de ellos en exclusividad es suficiente para entender la causa de la aparición del trastorno.

Podemos hablar de la vulnerabilidad de ciertas personas a sufrir bulimia, pero su aparición o la intensidad con la que lo haga va a depender de una serie de circunstancias determinadas.

 ¿Qué factores predisponen?

  • Género: Mayor riesgo en las mujeres.
  • Edad: Es en la adolescencia cuando la vulnerabilidad es mayor.
  • Presencia de sobrepeso: Favorece la preocupación excesiva por el peso y el inicio de dietas hipocalóricas.
  • Baja autoestima.
  • Obesidad materna.
  • Presencia de un trastorno de la alimentación en otro miembro de la familia.
  • Familiares con un trastorno afectivo.
  • Valores estéticos dominantes: Delgadez.
  • Mitos nutricionales sobre la delgadez: Creencias como “Toda delgadez es saludable”.

¿Cuáles pueden desencadenarla y mantenerla?

  • Preocupación por la figura y miedo a engordar: Con frecuencia la bulimia aparece tras un acontecimiento concreto que provoca miedo a engordar y favorece el inicio de conductas inadecuadas de alimentación.
  • Seguimiento de dietas muy estrictas: La prohibición de ingerir ciertos alimentos hipocalóricos y la disminución intensa de la ingesta produce una privación biológica de energía y la aparición de hambre con la urgencia de comer que lleva en ocasiones a atracones y conductas purgativas.
  • Estar solo/a.
  • Estados de ánimo negativos.
  • Reacciones de las personas de entorno: El refuerzo positivo recibido ante la pérdida de peso tras una dieta estricta por parte de las personas del entorno, puede llevar a la sensación de mayor control en la persona con bulimia convirtiendo el trastorno en algo crónico.

¿Cómo es nuestro tratamiento para la Bulimia Nerviosa?

En CENTRUM Psicólogos somos Expertos en Trastornos en la Alimentación. Nuestra terapia para la bulimia integra las técnicas tradicionales con las técnicas más avanzadas en psicoterapia.

Tras realizar una evaluación exhaustiva del cada caso, iniciamos un tratamiento focalizado en :

  • Restaurar la salud
  • Modificar la conducta alimentaria inadecuada.
  • Intervención psicoterapéutica: buscamos las causas de la aparición de la bulimia, así como las que están favoreciendo su permanencia.
  • Reestructurar las creencias disfuncionales que están incidiendo en la bulimia.
  • Abordaje de los problemas asociados a la bulimia: autoestima baja, estado de ánimo depresivo, etc.
  • Prevenir recaídas.