Adicción al Sexo

¿Qué es la adicción al sexo?

La adicción al sexo se caracteriza por la necesidad obsesiva de pensar en sexo y de mantener relaciones sexuales de cualquier tipo y en cualquier momento, o de practicar la masturbación compulsivamente.  Como en todas las dependencias, la adicción al sexo está basada en la dificultad de control y la ausencia de límites.  

En inicio es una conducta mantenida por las creencias culturales de que “el sexo es lo más placentero e importante de la vida” pero a medida que se genera y consolida la adicción se convierte en algo que no lleva a generar placer, sino más bien acaba siendo sólo un alivio momentáneo.

La persona adicta al sexo se relaciona con personas cada vez más desconocidas lo que le garantiza el anonimato. Según va pasando el tiempo la actividad sexual va obsesionando su vida y paradójicamente el sexo se va convirtiendo en algo más insatisfactorio hasta llegar a un momento en que se convierte en algo repetitivo y obsesivo.

Síntomas de la adicción al sexo

Estos son los síntomas de la adicción al sexo:

  1. Conducta fuera de control: El adicto al sexo no puede controlar el impulso de pensar obsesivamente en sexo y de buscar nuevas oportunidades de mantener contactos sexuales de todo tipo
  2. Esfuerzo o deseo constante de limitar la conducta sexual que no acaba en resultado positivo
  3. Cambios severos del estado de ánimo alrededor del sexo. La conducta adictiva inicialmente proporciona placer pero realmente cumple otras funciones, especialmente evitar tensión y dolor o reducir malestares psíquicos. En el fondo de la adicción al sexo existen problemas de angustia, abandono, rabia, vacío, miedos… El adicto encuentra que a través del sexo puede compensar estos estados emocionales negativos: llena vacíos con una actividad estimuladora, alivia su miedo, encuentra en el sexo virtual, la masturbación compulsiva o el sexo comercial un espacio seguro donde no arriesgarse a ser abandonado,  o es simplemente una forma de descargar frustración o rabia.
  4. La adicción conlleva consecuencias negativas en la vida privada y laboral. Como en toda adicción la persona dependiente, si tiene pareja estable,  llega a la mentira para ocultar su adicción, lo que le hace sentir culpa y malestar.  Además, en función del nivel de adicción, esta conducta puede acarrear también problemas laborales y de otro tipo (riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, ideas de suicidio, etc.)

Causas de la adicción al sexo

Existen diferentes hipótesis respecto a las causas:

  • Bioquímicas. En algunos casos un exceso de andrógenos puede ser un factor desencadenate. Algunos tumores o lesiones en el lóbulo temporal cerebral también pueden incidir en la adicción.
  • Antecedentes de Trauma y Abusos físicos sexuales. Existe un importante número de personas adictas que han sido víctimas de abuso ísico y/o sexual o que han experimentado situaciones traumáticas.
  • Infancia en una familia disfuncional. En muchos casos, las personas con adicción al sexo han crecido en familias disfuncionales donde no han podido interiorizar esquemas adecuados de seguridad y autoestima.

De cualquier modo cada caso es único y suelen ser varios factores combinados los que llevan a esta adicción.

Nuestro Tratamiento para la Adicción al Sexo

Es posible superar la adicción al sexo y generalmente tiene un buen pronóstico a medio y largo plazo.  Para ello es necesario llevar a cabo una intervención psicoterapéutica exhaustiva y cualificada dado que nos encontramos ante un cuadro donde están asociados síntomas de ansiedad, estado de ánimo bajo, culpa, vergüenza,inseguridad,  autoestima baja, inmadurez, pensamiento obsesivo, baja tolerancia a la frustración, etc.

Tras una evaluación profunda, abordamos el problema íntegramente utilizando para ello las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Mindfulness, EFT e Hipnosis Clínica.

Nuestro tratamiento especializado va dirigido en primer lugar a hacer consciente el problema y facilitar el conocer qué es lo que la persona adicta está compensando a través de la conducta sexual.