Cómo encontrar un buen psicólogo

Necesito un buen psicólogo: las claves de una terapia de calidad

19-06-2014
Francesca Roman

Elegir un buen psicólogo puede parecer a priori una tarea relativamente fácil, especialmente cuando se trata de núcleos de población grandes donde la oferta es amplia y variada.

Sin embargo saber si un psicólogo determinado es el más adecuado para tratar tu problema y si puede ofrecerte una intervención de calidad, requiere algo más que la sugerencia o recomendación de un conocido. Lo que puede ser válido y útil para alguien puede resultar inadecuado para otra persona. En definitiva, un curriculum implecable no es suficiente.

Cuestiones útiles para elegir un buen psicólogo 

Con el fin de ayudarte en tu elección de un buen psicólogo te proponemos una serie de preguntas-guía  que pueden servirte a elegir a tu terapeuta

1. ¿Todos los psicólogos saben llevar cualquier problema?

No. Es importante partir de la realidad de que no todos los terapeutas están preparados para abordar tu problema.

Cerciórate de que el psicólogo que elijas:

– Esté colegido y esté en posesión de la titulación oficial requerida.

– Su especialización ha sea en Psicología Clínica y de la Salud

– Esté formado y especializado en el problema que quieres resolver.

2.- ¿Te sientes a gusto y seguro con tu psicólogo? 

Se trata de una cuestión fundamental.  El trabajo a realizar con un psicólogo implica tocar emociones íntimas, recuerdos dolorosos, impresiones y sensaciones que a veces no hemos podido compartir con nadie en nuestra vida. Sentirse cómodo y seguro va a favorecer que podamos trabajar a fondo todos los aspectos del conflicto y va a propiciar la mejora y la resolución del mismo.

3.-  ¿El terapeuta elegido ha  definido claramente cómo puede ayudarte a resolver tu problema? 

Es fundamental que una vez terminado la evaluación de tu caso, el terapeuta te explique claramente su perspectiva de qué es lo que te puede estar pasando, así como el posible origen y los factores que están incidiendo en que el problema se mantenga en la actualidad.

A la hora de ofrecerte toda esta información un buen psicólogo deberá utilizar un lenguaje claro, preciso y comprensible para ti. También es importante que te informe claramente de las técnicas que va a utilizar contigo y el por qué de su elección.

4.- ¿Y si no me entiende o me juzga duramente?

Un buen psicólogo no te juzgará, sino que te aceptará sin condiciones tal y como eres. Esta aceptación empática es muy importante para poder “ponerse en tu piel” y entenderte mejor. Sólo desde “tu piel” podrá ayudarte mejor a solucionar tu problema.

5. – Un buen psicólogo ¿Me dirá que debo hacer o que no debo hacer? 

Un buen terapeuta no te dirá lo que debes hacer o no sino que te ayudará a entender lo que te pasa y te ofrecerá un espejo donde ver perspectivas y respuestas diferentes para afrontar un conflicto. Igualmente te dará herramientas para afrontar el problema y que tú puedas resolverlo.

6.- ¿Me ofrecerá resultados seguros y rápidos?

La psicoterapia no es magia y los seres humanos tenemos frecuentemente resistencias al cambio.  Los cambios duraderos son lentos y requieren un esfuerzo. Un buen psicólogo no debería ofrecerte resultados seguros dado que no los hay. Lamentablemente nadie puede asegurarnos que vamos a superar al 100% el problema porque muchos problemas tienen una difícil solución completa. Tampoco lo hace por ejemplo un reumatólogo, quien nunca te dirá que “tu reuma se curará” porque no es cierto, el reuma no se “cura”.

Lo que un buen psicólogo sí puede garantizarte que pondrá a tu disposición su experiencia y conocimiento para solucionar el conflicto tanto como sea posible. Esta es la expectativa más realista. 

Cómo distinguir una terapia de calidad

Una terapia de calidad  ha de ayudarte a sentirte mejor, tomar decisiones saludables, relacionarte de una forma sana con los demás y reemplazar las emociones dolorosas por otras más adaptativas. 

Un buen psicólogo llevará a cabo una terapia de calidad si:

– Te  ofrece las herramientas para resolver situaciones conflictivas,

– Te ayuda a modificar creencias y pensamientos distorsionados y problemáticos

– Te enseña cómo modular emociones que inundan tu día a día.

– Te propone alternativas para superar las barreras que te impiden desarrollar tu potencial

– Favorece tu autoestima y tu autonomía como ser humano.

– Te ofrece un espacio seguro donde exponer tus miedos, tus experiencias y tus emociones.

– Se ajusta a tu situación personal

¿Cómo saber si mi terapia está funcionando?

Estos son algunos de los cambios que deberías experimentar a medida que va transcurriendo la terapia.

Obviamente, no todos los cambios se producirán al mismo tiempo.  El cambio es gradual.

1. Me siento más calmado con más ilusión y esperanza

2. Soy capaz de ir poco a poco encontrando yo mismo soluciones con el apoyo y ayuda del psicólogo

3. Puedo manejar mejor los problemas diarios

4. Me siento más tolerante conmigo mismo y con los demás

5. Tengo una mayor capacidad para conectar con mis emociones y manejarlas sin que me desborden

6. Puedo analizar mejor mis conflictos y verlos de manera más constructiva

7. Tengo un mayor control sobre mi vida y mis decisiones

8. Soy capaz de vivir y disfrutar del presente entendiendo mi futuro como parte de mi biografía y como algo que ya no puedo cambiar y el futuro como algo que “ya llegará” y por lo tanto algo ante lo que es estéril angustiarse.

9. Me doy permiso para pensar y sentir un futuro más optimista

10. Tengo menos dificultad para poner límites a las personas y para decir “no” cuando quiero decir “no”

11. Me siento más competente, válido y me gusto y me acepto más.

Si buscas un buen psicólogo en Madrid te invitamos a venir a conocernos. El Equipo de  CENTRUM Psicólogos cuidamos la calidad desde el primer momento. Nuestro objetivo es lograr tu bienestar y tu autonomía. Ponemos a tu disposición nuestra experiencia, formación y especialización para lograrlo. La calidad nos diferencia.