La Navidad me pone triste

29-11-2017
Francesca Roman
¿Te pone triste la Navidad?
¿Te estresan la fiestas navideñas?
¿La Nochebuena te deprime?

¿Por qué me deprime la Navidad?

Las fiestas navideñas son uno de los periodos del año en que las personas nos más nos deprimimos. ¿Por qué?
  • Los mensajes que nos llegan de los medios de comunicación, publicidad y de tradiciones culturales nos «exigen» estar alegres, en familia, con paz y amor.  La realidad no siempre coincide con este estado de compañía y de cariño.  Muchas personas se encuentran al llegar la Navidad solos o con pérdidas recientes de personas queridas por rupturas, separaciones o fallecimientos. Los mensajes culturales y comerciales pueden parecernos entonces exigencias imposibles de cumplir. Nuestra percepción de aislamiento, de no integración o de que «somos raros» se acentúa y puede provocarnos  un estado de ánimo depresivo
  • El estrés de los gastos navideños y los eventos sociales. También en este aspecto podemos sentirnos presionados desde los mensajes culturales y publicitarios a gastar importantes cantidades de dinero en regalos navideños y acudir a comidas y cenas sociales de diversos grupos (trabajo, gimnasio, ex-compañeros de universidad…)
  • La frustración del balance del año. Navidad es el momento de reflexionar sobre lo logrado durante el año que acaba. Tomamos conciencia de los propósitos no logrados, de las carencias, de los errores cometidos, algo que puede también producirnos tristeza.

Qué hacer si la Navidad te entristece

A veces unos pequeños cambios por uno mismo pueden revertir la tristeza y convertir la Navidad en un momento más tranquilo y sin conflictos.

  • Diferencia entre los mandatos culturales y publicitarios y tus propios deseos. ¡Sé asertivo! Cada persona tiene derecho a vivir la Navidad según criterios personales.
  • Ajusta tu presupuesto a tus posibilidades económicas con el fin de evitar caer en gastos excesivos. Si te apetece hacer regalos puedes optar por algo simbólico. El afecto no se debe medir por el dinero gastado
  • Dí «no» a aquellos eventos sociales que no te apetezca acudir. Hazlo de manera asertiva, sin culpas y con cariño y respeto. Lo más inteligente es elegir dónde quieres estar y con quién en cada momento.
  • Utiliza el humor y la inteligencia. La risa es muy sana. Recuerda que muchas de las imágenes de «parejas y familias perfectas en Navidad» son irreales y tienen una finalidad comercial. La Navidad es uno de los momentos del año en que más patentes se hacen los conflictos entre las personas o entre las familias.
  • Busca lo bueno de lo malo. Siempre lo hay.  ¡Positiviza!
  • Cambia la etiqueta. Ciertas situaciones como la Navidad no son ni buenas ni malas. Depende de la lectura que hagamos de ellas. Busca la mejor interpretación posible en tu caso.
  • No te aferres a la tristeza. Las emociones son pasajeras: igual que llegan se van. Si te aferras a la tristeza y la alimentas con pensamientos tristes o negativos, la tristeza se instala durante más tiempo y de manera más profunda en ti. Ten en cuenta que no pasa nada por estar triste un rato, pero permite que la tristeza se vaya alejando poco a poco, como las olas del mar lo hacen de la orilla.
  • Recuerda que «siempre pasan»  El 7 de enero siempre llega y con él el fin de la Navidad.

Si pese a todo tu estado de ánimo no se recupera y te sientes deprimido en Navidad un psicólogo puede ayudarte a remontar la tristeza y sentirte mejor. Recuerda que en CENTRUM Psicólogos somos expertos en el tratamiento de depresión.


Sobre el autor

Soy Francesca Román. Mi interés como Psicóloga y Coach Nutricional me ha llevado a formarme en áreas de Salud como la Medicina Psicosomática, Trauma, Psicopatología y Psiquiatría y en las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Hipnosis Clínica o Mindfulness. En los últimos años me he dedicado a mi gran pasión: el tratamiento de los Problemas de Alimentación. Hace años creé CENTRUM Psicólogos, un espacio para la salud, que cuenta con un equipo de profesionales que apuestan por una psicoterapia breve e innovadora y que se ha convertido en un referente de psicoterapia de calidad en Madrid.