Mindfulness

Mindfulness: Una nueva forma de afrontar la Ansiedad

29-03-2014
Francesca Roman

Mindfulness hace referencia a la capacidad que las personas tenemos para experimentar de una manera consciente lo que está ocurriendo en nuestro interior y en nuestro exterior al llevar voluntariamente nuestra atención allí, con una actitud de tolerancia y aceptación.

La ansiedad es una respuesta a la sensación interior de miedo que experimentamos al percibir un peligro y ante el que nos sentimos amenazados.

Una de las consecuencias que sufrimos cuando tenemos un trastorno de ansiedad,  es que se produce una alteración de los procesos cognitivos:

– Por un lado, la atención se centra en aquellos aspectos perturbadores de la experiencia interna del miedo y la focalizamos tanto en los pensamientos más negativos y como en  los síntomas físicos (sudoración, dificultad para respirar, hormigueo de pies y manos, mareos…)

– Además, distorsionamos la dimensión del peligro percibido, y aunque no sea un «peligro real» lo percibimos como tal, aumentándolo y magnificándolo.

– Finalmente, el miedo a volver a tener el miedo, es decir la preocupación por que la experiencia de ansiedad o de pánico se vuelva a repetir, se acaba convirtiendo en una obsesión.

Estas alteraciones cognitivas nos impiden a tener una conciencia de lo que está ocurriendo realmente en el momento en que sufrimos ansiedad.

 

Los Tratamientos Tradicionales para la Ansiedad

Durante mucho tiempo se ha abordado la ansiedad por parte de los profesionales de la salud, médicos y psicólogos, dirigiendo la atención hacia dos focos: la mejora del funcionamiento mental y la disminución de los síntomas físicos. Medicación y psicoterapia (fundamentalmente desde el marco cognitivo-conductual)  han demostrado holgadamente ser eficaces en el manejo de la ansiedad.

En la terapia conductual se expone a la persona a las situaciones generadoras de ansiedad, impidiendo además que tenga una respuesta de escape o de evitación. De esta manera se logra una desensibilizando progresiva al estímulo ansiógeno o al escenario generador de ansiedad. La terapia se considera exitosa cuando el individuo es capaz de permanecer en la situación temida sin respuesta de ansiedad.

Otra forma de abordar la ansiedad, también muy eficaz, es la terapia cognitiva. En ella se analizan las creencias distorsionadas, los pensamientos interpretados erróneamente, para modificarlos mediante técnicas de reestructuración cognitiva.

La práctica de técnicas de relajación así como la administración de ansiolíticos son igualmente formas eficaces de abordar la sintomatología física asociada a la ansiedad.

No obstante y pese a su efectividad, en muchas ocasiones estos abordajes se encuentran con la dificultad que muchas personas experimentan para tolerar la experiencia interna de miedo y angustia,  evitándola.  La consecuencia más importante de esta evitación es que acaba reforzando el miedo y la angustia, no logrando la autorregulación interna por parte de la persona.

 

Mindfulness: Una alternativa eficaz

A diferencia de los tratamientos tradicionales, el uso del Mindfulness en psicoterapia tiene como objetivo poder llegar a relacionarnos con nuestras experiencias internas de miedo y ansiedad con tolerancia y aceptación, sin evitarlas.

Una actitud  Mindfulness ante la ansiedad, la observa, la permite y no la evita. Se produce así una tolerancia al miedo y la angustia alcanzando finalmente una capacidad de autorregulación y una mejora del funcionamiento físico y psíquico.

A diferencia de otros abordajes que tienen también como objetivo la autorregulación como la autohipnosis, la terapia cognitiva o la visualización en los que se pretende cambiar los contenidos mentales, Mindfulness busca formar la atención y la conciencia. Cuando practicamos Mindfulness prestamos atención consciente a nuestra experiencia interna de ansiedad, sin identificarnos con lo que pensamos de la ansiedad.  De esta forma llegamos a tener una comprensión de nuestra experiencia de ansiedad que nos proporciona claves frente al miedo y el pánico, sin reaccionar, alcanzando una autorregulación compasiva, tolerante y  sin evitación.

La utilización de la técnica de Mindfulness en psicoterapia permite lograr un funcionamiento psíquico saludable y adaptativo, reconociendo el miedo y la ansiedad pero sin permitir que el miedo sea el que controle nuestra vida. Si después de haber tratado tu problema de ansiedad con terapias tradicionales persiste, la solución puede estar en Mindfulness. El equipo de CENTRUM Psicólogos tiene experiencia en la aplicación de Mindfulness en el Tratamiento de la Ansiedad, Pánico y Agorafobia.


Sobre el autor

Soy Francesca Román. Mi interés como Psicóloga y Coach Nutricional me ha llevado a formarme en áreas de Salud como la Medicina Psicosomática, Trauma, Psicopatología y Psiquiatría y en las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Hipnosis Clínica o Mindfulness. En los últimos años me he dedicado a mi gran pasión: el tratamiento de los Problemas de Alimentación. Hace años creé CENTRUM Psicólogos, un espacio para la salud, que cuenta con un equipo de profesionales que apuestan por una psicoterapia breve e innovadora y que se ha convertido en un referente de psicoterapia de calidad en Madrid.