Ansiedad de comer por la noche: atracones nocturnos

Comer por la noche: ¿un trastorno alimentario?

11-05-2015
Francesca Roman

¿Mala costumbre o problema?

Levantarnos a comer por la noche no se trata de una mala costumbre sino de un problema de alimentación. Comienza a ser más frecuente y se empieza a investigar hace aproximadamente 50 años.

Se ha denominado síndrome de alimentación nocturna y consiste en despertarnos por la noche con inquietud y ansiedad por ir a comer.  Cuando esto ocurre, nos dirigimos a la nevera o a la despensa y sólo nos calmamos una vez que hemos comido. Generalmente son carbohidratos los alimentos que elegimos para esta ingesta nocturna.

Si bien no supone un desarreglo tan importante como otros trastornos de alimentación (anorexia, bulimia…) conlleva un problema para quien lo sufre porque suele acabar provocando sobrepeso y obesidad.

A diferencia de la bulimia, no hay en el caso de las personas que se levantan a comer por la noche un comportamiento purgativo, es decir, no hay vómitos ni ejercicio intenso para perder el peso cogido tras esta ingesta nocturna.

Tampoco tenemos que confundirlo con el trastorno con atracón donde la comida masiva de alimentos se hace no sólo por la noche, sino a cualquier hora del día.

¿Por qué tengo hambre por la noche?

Las causas del síndrome de alimentación nocturna no están claras. Algunas investigaciones recientes apuntan a cuestiones genéticas, pero en otros casos parece ser que comer por la noche está relacionado con situaciones de estrés, o con conflictos emocionales no resueltos.

Insomnio, una consecuencia de los atracones nocturnos

No sólo comer por la noche acaba produciendo obesidad, sino que en la mayoría de los casos, las personas que los sufren presentan cuadros de insomnio con sueño de baja calidad.

Además del cansancio que podemos acarrear durante el día siguiente se da la paradoja de que una de las consecuencias de la falta de sueño es que el apetito se abre y tenemos más sensación de hambre por lo que comemos más y entramos así en un círculo vicioso.

Tratamiento para dejar de comer por la noche

El tratamiento del síndrome de alimentación nocturna debe contemplar un abordaje integral.  No sólo debemos examinar el estilo de vida, el patrón de sueño y de alimentación, sino emociones y conflictos que puedan subyacer a este problema.

Poder  identificar la relación entre emociones-alimentación-sueño que tiene la persona que come por la noche es clave para poder llegar a la raíz del problema.

Si te levantas a comer por la noche, en CENTRUM PSICÓLOGOS podemos ayudarte a resolver este problema. Tenemos un equipo de psicólogos expertos en problemas de alimentación y coach nutricionales esperando a ayudarte ¡llama ahora!

 


Sobre el autor

Soy Francesca Román. Mi interés como Psicóloga y Coach Nutricional me ha llevado a formarme en áreas de Salud como la Medicina Psicosomática, Trauma, Psicopatología y Psiquiatría y en las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Hipnosis Clínica o Mindfulness. En los últimos años me he dedicado a mi gran pasión: el tratamiento de los Problemas de Alimentación. Hace años creé CENTRUM Psicólogos, un espacio para la salud, que cuenta con un equipo de profesionales que apuestan por una psicoterapia breve e innovadora y que se ha convertido en un referente de psicoterapia de calidad en Madrid.