Menopausia depresión en mujeres

Por qué nos deprimimos en la menopausia

22-01-2020
Francesca Roman

La depresión es un trastorno mental frecuente entre la población general. Es más habitual en las mujeres con una proporción tres veces superior a los hombres.

Debido a los cambios hormonales asociados al organismo femenino, la mujer se ve expuesta a mayores oscilaciones de su estado de ánimo.

Por su condición biológica la mujer puede sufrir disforia premenstrual, depresión post parto o depresión en la menopausia.

¿Qué es la menopausia? 

La menopausia se define clínicamente como el periodo de tiempo en que una mujer presenta amenorrea de 12 o más meses.  

La edad de aparición es variable pero suele estar en un promedio de 45 a 55 años.

Durante la menopausia se producen una serie de cambios biológicos, sociales y psicológicos que afectan de manera desigual a las mujeres.

La incidencia de estos cambios dependerá de factores como los recursos con que cuenta cada mujer, paridad, red de apoyo, etc.

Cambios hormonales en la menopausia

Se van a producir una serie de cambios hormonales con consecuencias en en el cuerpo y en el estado de ánimo de la mujer.

Uno de los más significativos será la disminución de la producción de estrógeno. En la menopausia se alcanzarán unos niveles inferiores a 25 pg/ml. 

A consecuencia de esta disminución, los valores de serotonina disminuirán también. Los estrógenos tienen la propiedad de aumentar los niveles de serotonina en el sistema nervioso central. La serotonina es un neurotransmisor que tiene un papel clave en el estado de ánimo positivo y en proporcionar un descanso de calidad. 

Cambios psicosociales en la menopausia

Coincidente con la menopausia tienen lugar una serie de cambios vitales en el entorno de la mujer.

Uno de ellos va a ser la finalización de la vida laboral propia o de la pareja por jubilación o prejubilación. Este cambio supone un esfuerzo de adaptación a una realidad nueva, con niveles de ansiedad y estrés.

También es frecuente que en este momento se produzcan otros cambios importantes como el llamado síndrome del nido vacío o la adopción del rol de cuidadora de padres y nietos.

Por último, la interpretación que cada cultura hace de la menopausia va a ser determinante. La sociedad americana, por ejemplo, que sobrevalora la juventud, penaliza la menopausia más que otras culturas como la japonesa.

La lectura social de la mujer, el cuerpo femenino, la enfermedad y la vejez van a ser factores determinantes.

Depresión en la menopausia

No todas las mujeres que acaban enfrentándose a estos cambios en la menopausia acaban padeciendo una depresión.

Obviamente, la importancia de los factores psicológicos individuales va a ser determinante. Aumenta el riesgo de depresión:

  • Tener una mayor inestabilidad emocional
  • Antecedentes de depresión previa
  • Tendencia al perfeccionismo y a la autoexigencia
  • Personalidad obsesiva
  • Otros síntomas de deterioro genitourinario o cardiovascular con incidencia psicológica.
  • Autoestima ligada a la imagen corporal.

El cuerpo de la mujer, cambiante durante todo el ciclo vital, experimenta en este momento una modificación importante.

La grasa se distribuye de manera diferente. En la menopausia se acumulará en la zona abdominal. Hay una tendencia a aumentar el peso y un aumento de la flacidez de la piel por pérdida de colágeno.

Todo esto puede ser percibido como algo muy negativo y desvalorizante para muchas mujeres que ligan su valía personal a una determinada imagen corporal.

Adicionalmente, se produce una disminución del deseo sexual. Para algunas mujeres, esto último unido a los cambios corporales les hace sentir «poco atractivas» ante sus parejas.

Síntomas de Depresión en la Menopausia

Podemos encontrar diferentes síntomas:  

  • FÍSICOS: Alteraciones del sueño con insomnio, irritabilidad, cansancio profundo, lentitud motora.
  • EMOCIONALES: Tristeza, llanto, falta de deseo por actividades placenteras, estallidos de ira. 
  • COGNITIVOS: Pensamientos negativos sobre la vejez y la muerte de manera recurrente, sensación de inutilidad, autoestima baja, autoimagen negativa, sensación de desvalorización e indefensión. 

Tratamiento de la depresión en la menopausia

Dado que el origen de la depresión en la menopausia es biológico, social y psicológico, el tratamiento en CENTRUM Psicólogos es integral y contempla estas 3 dimensiones:

Tratamiento biológico

La incorporación de ciertos hábitos saludables va a ayudar a disminuir los síntomas de la depresión:

  • Ejercicio suave y regular. Mejora las articulaciones, reduce el riesgo cardiovascular, disminuye los sofocos y la sudoración nocturna. Así el descanso es más reparador. El cansancio disminuye y mejora el estado de ánimo.
  • Cambios en la alimentación. Incorporación de alimentos ricos en triptófano que favorecen la producción de serotonina.
  • Suplementos naturales: Por ejemplo la soja cuya función es parecida a los estrógenos.

Tratamiento psicológico, médico y social

En algunos casos la combinación de fármacos antidepresivos y psicoterapia será muy eficaz para el tratamiento de la depresión.

En CENTRUM Psicólogos contamos con un Equipo multidisciplinar de psicológos expertos en depresión y un Médico Psiquiatra que pueden ofrecer este abordaje integral.

La terapia psicológica se dirigirá a abordar los conflictos de base que están manteniendo la depresión:

  • Modificación de las creencias negativas sobre esta etapa
  • Cambio de la autoimagen y el autoconcepto
  • Gestión de las emociones asociadas a la depresión: tristeza, ira…
  • Fomento de la red social y de apoyo
  • Adaptación al nuevo escenario personal, laboral y de pareja.

Menopausia no es sinónimo de vejez, inutilidad, soledad y tristeza.

Si te encuentras deprimida por la menopausia podemos ayudarte. Somos Expertos en el Tratamiento de la Depresión.

Contacta gratuitamente con nosotros. ¡Te esperamos!


Sobre el autor

Soy Francesca Román. Mi interés como Psicóloga y Coach Nutricional me ha llevado a formarme en áreas de Salud como la Medicina Psicosomática, Trauma, Psicopatología y Psiquiatría y en las técnicas más avanzadas en psicoterapia: EMDR, Hipnosis Clínica o Mindfulness. En los últimos años me he dedicado a mi gran pasión: el tratamiento de los Problemas de Alimentación. Hace años creé CENTRUM Psicólogos, un espacio para la salud, que cuenta con un equipo de profesionales que apuestan por una psicoterapia breve e innovadora y que se ha convertido en un referente de psicoterapia de calidad en Madrid.