Adultos adictos a las redes sociales

Adultos adictos al móvil y a las redes sociales

23-07-2019
Centrum

Has quedado con un amigo y… ¿se ha pasado la comida haciendo fotos a los platos? ¿hablando por WhatsApp? ¿haciendo stories de Instagram? 

La adicción a las apps y al móvil es más frecuente de lo que imaginamos. Francesca Román, directora de Centrum Psicólogos, nos explica en el especial Adultos adictos a las redes sociales del Podcast “Mañana empiezo”, qué es la llamada nomofobia y cómo poner solución a la adicción a las nuevas tecnologías.

Adicción a Instagram, ¿por qué pasa?

En el caso de tener adicción a subir constantemente fotos a Instagram, podemos terminar generando una dualidad en nuestra personalidad al mostrar en redes sociales un yo que no se corresponde a mi “yo real”, si no a mi “yo ideal”. Las personas especialmente vulnerables a caer en esta adicción son aquellas con una autoestima baja o una autoimagen negativa; aquellas que piensan que mostrándose tal cual son no tendrían esa validación que consiguen mostrándose como “les gustaría ser”, como les demuestran esos “me gusta” recibidos, comentarios o mensajes recibidos.

El problema viene cuando este comportamiento supone un desdoblamiento de la personalidad “quién soy” Vs “quién proyecto ser” que puede acabar generando ansiedad, insomnio, problemas de estados de ánimo y de dependencia. Recordemos que la autoestima tiene que estar en nosotros mismos y no en la validación de otros, o de los “me gusta” recibidos.

Cómo detectar la adicción al móvil

Se estima que sólo un 30% de los usuarios de redes sociales hace un buen uso de las mismas y en muchos casos de uso poco saludable, podríamos hablar de adicción a las nuevas tecnologías. Algunos indicadores de la adicción al móvil los encontramos cuando el mismo interfiere en nuestro día a día:

  • Priorizando las relaciones virtuales frente a las presenciales.
  • Disminuyendo horas de sueño por necesidad de estar conectado.
  • Atendiendo al móvil mientras comemos, sin hacer caso a la comida o las personas con las que lo compartimos.
  • Dejando de hacer deporte o cualquier otra afición saludable.
  • Teniendo ansiedad al no poder estar conectados, llegando a convertirse en nomofobia: miedo intenso, malestar o inquietud que sentimos cuando no tenemos el móvil con nosotros, estamos en una zona sin cobertura o se nos va a acabar la batería.

¿Cómo hacer un buen uso de las redes sociales?

Francesca Román nos da unas “pautas detox digital” para aquellas personas que tienen esta adicción o uso poco saludable del smartphone, limitando el uso de horas del teléfono móvil en las siguientes situaciones:

  • Antes de dormir. Una hora antes de irnos a la cama es positivo desconectar para tener un sueño más reparador, para que el cerebro se desactive de los estímulos de las pantallas. 
  • Recién levantado o en interrupciones en medio de la noche. Dándonos un tiempo para comenzar el día con calma, evitando ciertas angustias o inquietudes que generan mensajes o interacciones.
  • En las comidas: desayuno, comida o cena para una alimentación consciente.
  • En el trabajo, es aconsejable mirar el móvil sólo en las pausas regladas pues nos dará una mayor concentración y mejor rendimiento.

Cuando detectamos que nada de esto funciona y que las apps interfieren en nuestra vida (familiar, de pareja, laboral, etc.) de manera poco saludable y provocando problemas (accidentes al volante, discusiones, falta de concentración, etc.) es positivo acudir a un buen psicólogo experto en adicciones. 

Escucha aquí el podcast completo, ¡gracias Elia F. Granados por invitarnos!

En Centrum Psicólogos atendemos a pacientes adultos que sufren adicción a Internet y a las nuevas tecnologías. Contacta con nosotros para una primera cita informativa gratuita.