Trastornos de la Personalidad

¿Qué es la Personalidad?

La personalidad está definida por nuestra forma de pensar, de comportarnos y de sentir a lo largo de nuestra vida y en las diferentes áreas en las que nos movemos: en clase, en el trabajo, en familia, con los amigos, en pareja… Se trata de características generalmente estables que predicen cómo nos vamos a comportar ante una determinada circunstancia o ante un estímulo.

En nuestra personalidad hay un componente genético que implica la tendencia a ser y actuar de una determinada forma ya desde el nacimiento y otro componente aprendido. Es decir que al componente genético se une el aprendizaje que realizamos a lo largo de nuestra vida y que está determinado por el ambiente en el que crecemos y nos desarrollamos.

¿Qué son los Trastornos de la Personalidad?

La diferencia entre una personalidad saludable y un Trastorno de la Personalidad suele estar en:

  • La dificultad que experimenta la persona al adaptarse al ambiente social de una forma autónoma y eficiente debido a comportamientos demasiado rígidos o extremos comparados con los que se entienden socialmente como normales.
  • Además, en las personas con algún trastorno de personalidad existe una tendencia a intensificar las dificultades preexistentes porque entran en círculos viciosos contraproducentes de los que no puede salir.
  • La dificultad para adaptarse flexiblemente a situaciones cambiantes hace que las personas con un trastorno de personalidad se sienten frágiles ante presiones externas.
  • Los trastornos de la personalidad predisponen a un mayor número de conductas de riesgo o de hábitos tóxicos relacionados con la aparición de determinados problemas.
  • Las personas con un trastorno de la personalidad son más vulnerables a la aparición de ciertas enfermedades (cardiopatías, problemas digestivos, etc.)

El resultado de todo esto es una gran dificultad para afrontar situaciones vitales y funcionar de una manera autónoma y satisfactoria.

¿Cuáles son los principales Trastornos de la Personalidad?

Raramente una persona que tiene un Trastorno de la Personalidad encaja totalmente con las características de uno de los tipos que se describen a continuación. Lo más frecuente es que las personas con problemas de personalidad tengan algunas de ellas de una manera muy acusada y otras no e incluso que tengan combinaciones de varios tipos.

Trastorno de la Personalidad Esquizoide

Las personas con un Trastorno de la Personalidad Esquizoide tiene de una forma muy acusada algunos o todos estos rasgos:

  • Son generalmente apáticos, indiferentes y distantes.
  • Prefieren estar solos de una manera exagerada.
  • Ni desean ni disfrutan de las relaciones personales
  • Tienen una mínima conciencia de los sentimientos propios o ajenos
  • No tienen ambiciones y pocos o ningún impulso

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad Esquizoide clica aquí

Trastorno de la Personalidad por Evitación

Cuando una persona tiene un Trastorno por Evitación, tiene una serie de comportamientos vividos con gran intensidad:

  • Dudan muchísimo
  • Sienten habitualmente una ansiedad y vergüenza muy intensa
  • En situaciones sociales sienten tensión importante por temor al rechazo
  • Se sienten ineptos, inferiores o poco atractivos
  • Tienen sensación de soledad y vacío intensos.

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad por Evitación clica aquí

Trastorno de la Personalidad por Dependencia

Estos son algunos de los rasgos que encontramos de una manera muy acusada en las personas con  trata de personas que tienen  un Trastorno de la Personalidad por Dependencia:

  • Se sienten indefensas, incompetentes, sumisas e inmaduras
  • Rechazan las responsabilidades adultas
  • Se ven a sí mismos como débiles y frágiles
  • Buscan constantemente apoyo y consejo en figuras más fuertes.

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad por Dependencia clica aquí

Trastorno de la Personalidad Histriónico

Las personas con un Trastorno de Personalidad Histriónico:

  • Son dramáticas y muy seductoras de una forma frívola
  • Necesitan constantemente sentirse estimuladas
  • Son superficiales
  • Reaccionan excesivamente ante acontecimientos sin importancia
  • Utilizan el exhibicionismo para conseguir atención y favores
  • Se consideran muy atractivas y encantadoras

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad Histriónico clica aquí

Trastorno de la Personalidad Narcisista

Cuando una persona tiene un Trastorno de Personalidad Narcisista tiene de una forma muy acusada algunos o todos estos rasgos:

  • Egocentrismo y arrogancia intensos
  • Ideas de grandeza con gran fantasía de éxito, belleza o de grandes logros
  • Se considera admirable o superior y por lo tanto merece un trato especial.

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad Narcisista clica aquí

Trastorno de la Personalidad Antisocial

Si una persona tiene un Trastorno de la Personalidad Antisocial vamos a identificar en ella alguno de los siguientes rasgos. Aparecen muy acusados y en prácticamente en todo tipo de situaciones:

  • Son muy impulsivos llegando en ocasiones a ser irresponsables
  • Actúan sin tener en cuenta a los demás
  • Sólo cumplen obligaciones sociales si éstas sirven a sus intereses
  • No respetan las costumbres, reglas y normas sociales
  • Se consideran libres e independientes.

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad Antisocial clica aquí

Trastorno de la Personalidad Obsesivo-Compulsivo

Cuando una persona tiene un Trastorno de la Personalidad Obsesivo-Compulsivo tiene de una forma muy acusada algunos o todos estos rasgos:

  • Son muy comedidos y concienzudos
  • Rigidez en sus pensamientos
  • Elevado sentido del respeto
  • Mantienen un estilo de vida regido por las normas y las convenciones sociales que respetan escrupulosamente
  • Ven el mundo en función de las reglas y de las jerarquías
  • Se consideran leales y eficientes
  • Son muy trabajadores y productivos

Si quieres saber más sobre Trastorno de la Personalidad Obsesivo-Compulsivo clica aquí

Trastorno de la Personalidad Paranoide

El comportamiento de las personas con un Trastorno de Personalidad Paranoide se caracteriza por:

  • Están siempre a la defensiva con desconfianza y suspicacia
  • Se comportan de forma muy vigilante a intentos ajenos de desvalorización o agresión
  • Siempre buscan evidencias que confirmen la presencia de razones ocultas en los otros
  • Se sienten perseguidos

Si quieres saber más sobre Trastornos de la Personalidad Paranoide clica aquí

Trastorno de la Personalidad Esquizotípica

En quienes tienen un Trastorno de la Personalidad encontramos de una forma muy acusada algunos o todos estos rasgos:

  • Son muy excéntricos, raros
  • Se muestran con frecuencia como muy ausentes
  • Creen poder leer el pensamiento a los demás
  • Están preocupados en exceso por creencias muy extrañas
  • La línea que diferencia en ellos la realidad y la fantasía no está muy bien definida

Si quieres saber más sobre Trastornos Esquizotípica clica aquí

Trastorno de la Personalidad Límite (o Personalidad Borderline)

Las personas con una personalidad Borderline o con un Trastorno Límite de la Personalidad tienen de una forma muy marcada  algunos o todos estos rasgos:

  • Son imprevisibles e inestables
  • Tienen terror al abandono y a la soledad
  • Experimentan rápidos cambios en el estado de ánimo
  • Oscilan en sus sentimientos hacia las personas entre el amor y el odio.
  • Se consideran a sí mismos y a los demás completamente buenos o completamente malos de forma alternativa

Si quieres saber más sobre el Trastorno Límite de la Personalidad clica aquí

¿Cómo es nuestro tratamiento para la los Trastornos de la Personalidad?

En CENTRUM Psicólogos llevamos a cabo en primer lugar una evaluación seria y rigurosa que nos permita diagnosticar con seguridad que estamos ante este problema e identificar cualquier otro conflicto asociado.

El objetivo de nuestro tratamiento es ayudarte a comprender tu mundo interior, tus sensaciones internas y tu comportamiento para modificar los rasgos extremos de tu personalidad y hacerla más funcional, más adaptada a tu entorno, a tu día a día. Además, trabajamos para reducir la probabilidad de que sufras cualquier problema adicional: depresión, ansiedad, consumo de tóxicos, conflictos con otras personas, etc.

Para lograr nuestros objetivos utilizamos las técnicas más novedosas en el campo de la Psicoterapia: Terapia Icónica, Terapia Dialéctica Conductual, EMDR, Hipnosis y Mindfulness entre otras.