Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

¿Qué es un TOC?

El Trastorno Obesivo Compulsivo es un trastorno de ansiedad caracterizado por la presencia de obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones son pensamientos, impulsos o ideas cuya aparición es difícil de controlar y que se instalan con persistencia en nuestra mente provocando una fuerte preocupación por una cuestión determinada y que producen una ansiedad elevada.

Las compulsiones son una serie de actos, conductas repetitivas que a modo de ritual se llevan a cabo tras la aparición de las obsesiones con la finalidad de aliviar o eliminar la preocupación y la ansiedad que nos han causado. En ocasiones tienen también se llevan a cabo con la finalidad de impedir, casi mágicamente, que algún acontecimiento trágico como la muerte o la enfermedad propias o de alguien a quien se quiere ocurra. La no ejecución de la compulsión conlleva cuando sufrimos un TOC la persistencia de la ansiedad y la preocupación.

Hay varios tipos de TOC en función del tipo de obsesión y de compulsión:

  • En el caso de los comprobadores sentimos una necesidad exagerada e irracional de verificar reiteradamente que algunos objetos como cerraduras, puertas, dispositivos domésticos de gas, agua o electricidad están apagados o cerrados para asegurarnos de que se han evitado desastres.
  • Otro tipo de TOC tiene que ver con la limpieza. En este caso tenemos  obsesiones sobre una posible contaminación por suciedad, virus o gérmenes y vivimos con un miedo constante a sufrir un daño o de causarlo a los demás. Los rituales de compulsión incluyen, por ejemplo, el lavado de las manos reiteradamente (a veces un número determinado de veces) o duchas muy largas con un circuito repetido de lavado.
  • En los TOC que tienen que ver con el orden, creemos que debemos organizar ciertos objetos de una manera determinada. Si éstos son movidos, descolocados del orden determinado, experimentamos una elevada tensión.
  • En algunos casos las obsesiones son de carácter acumulador y recolectamos multitud de objetos insignificantes pero de los que nos resulta difícil desprendernos.
  • Otro de tipo de TOC tiene que ver con la rigidez y escrupulosidad respecto a cuestiones religiosas y morales y en donde la obsesión es la necesidad de una pureza moral que nos lleva a rezar compulsivamente o a la búsqueda de confirmación por parte de los demás de la pureza moral
  • Por último un tipo de TOC más complejo es el de los obsesivos puros. En estos experimentamos pensamientos e imágenes que no podemos controlar sobre actos en los que causamos daños a los demás.
  • Otra variedad es la necesidad de contar, rezar o repetir ciertas palabras para contrarrestar pensamientos generadores de ansiedad

Aunque todas las personas en alguna medida hemos experimentado en algún momento de nuestra vida alguna de estas situaciones, la diferencia entre la normalidad y el TOC está en que en este último caso este tipo de conductas interfieren de forma significativa en la vida cotidiana.

¿Cómo es nuestro tratamiento para el TOC?

El primer paso para el tratamiento del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es por un lado recoger de una manera completa todas las obsesiones que pueda estar experimentando la persona que acude a nuestra consulta así como las compulsiones o las conductas de evitación asociadas.

Sólo con una recogida de información detallada y exhaustiva podremos hacer una evaluación adecuada y un diagnóstico correcto del problema

Realizamos psicoeducación, cuando es necesario, para explicar a quien sufre el TOC cuál es el posible origen del problema, qué hace que se mantenga, así como cualquier aspecto relacionado con el mismo con la finalidad de que la dinámica del TOC sea comprendida perfectamente.

En la intervención terapéutica abordamos el origen del TOC, los factores que lo generaron y los que permiten que perdure. Para ello utilizamos una combinación de técnicas cognitivo-conductuales (cuya eficacia en este tratamiento es evidente) con EMDR, Hipnosis Clínica y Mindfulness, consiguiendo no sólo una mayor eficacia, sino reducir el tiempo del tratamiento.