Trastorno del Comportamiento Alimentario

¿Qué son los Trastornos de Alimentación?

Los trastornos de alimentación son una serie de comportamientos, creencias y actitudes hacia la comida, la imagen corporal y el peso, que llevan a quienes los sufren a alterar los hábitos de alimentación de una forma desordenada, produciendo consecuencias negativas sobre su salud física y psicológica.

Los problemas de alimentación son mucho más frecuentes en las mujeres, pero también pueden aparecer en los hombres.

Su inicio  suele ser discreto y a veces pasan desapercibidos para quienes están alrededor o conviven con las personas que los sufren. Pueden aparecer a cualquier edad pero es más frecuente que surjan en la adolescencia.

¿Cuáles son los principales Trastornos de Alimentación?

Anorexia

Las personas que sufren anorexia sienten un deseo irrefrenable de estar delgadas. Su pensamiento se centra de una forma obsesiva y con un perfeccionismo extremo en la comida y en la imagen corporal. Se sienten gordas aunque no lo estén y tienen un miedo exagerado a aumentar de peso. Todo esto les lleva voluntariamente a:

  • Hacer una dieta muy restrictiva eliminando radicalmente cualquier alimento alto en calorías y generalizando esta restricción progresivamente a otros alimentos.
  • Practicar ejercicio físico intenso de manera prolongada con la única idea de adelgazar.
  • Usar diuréticos y laxantes con la finalidad de perder peso.
  • Provocarse el vómito para evitar engordar.

La pérdida de peso excesiva que se produce en la anorexia tiene serias consecuencias físicas: retirada de la regla, sequedad de la piel y caída progresiva del pelo. Según avanza la desnutrición, el deterioro puede generar problemas cardiocirculatorios, graves desequilibrios hormonales llegando incluso a provocar la muerte. Si quieres saber más sobre Anorexia Nerviosa.

¿Cómo es nuestro tratamiento para la Anorexia Nerviosa?

El primer paso del tratamiento para la Anorexia Nerviosa en CENTRUM Psicólogos consiste en una evaluación seria y precisa. Es importante poder diagnosticar con seguridad que estamos ante este problema y diferenciarlo así de otras situaciones donde también hay una pérdida acusada de peso y donde no podemos hablar de anorexia nerviosa. El objetivo de nuestro tratamiento es lograr la recuperación de la salud y evitar las recaídas. Para ello llevamos a cabo una intervención integral dirigida a:

  • Cuidar la salud de la persona y tratar las complicaciones físicas derivadas de la anorexia
  • Proporcionar educación sobre patrones alimentarios y nutricionales sanos
  • Facilitar los recursos cognitivos y conductuales para establecer una relación sana con la comida
  • Identificar y superar los miedos que le han llevado a desarrollar la enfermedad y bloquean su mejoría
  • Tratar los trastornos asociados
  • Asesorar a la familia y facilitar su cooperación participación en el tratamiento cuando sea necesario.
  • Prevenir las recaídas, planificando estrategias para enfrentarse a ellas.

Para lograr estos objetivos utilizamos las técnicas más novedosas en psicoterapia: Hipnosis Clinica, EMDR, Mindfulness y EFT.

Bulimia

La bulimia se caracteriza por la presencia de atracones: episodios en los que en un periodo corto de tiempo se ingiere una gran cantidad de alimentos con la sensación de falta de control sobre lo que estamos comiendo y de no poder parar de comer. Tras estos episodios de atracón suele aparecer una sensación de culpa intensa que lleva a la práctica de conductas purgativas (vómitos autoinducidos, uso de laxantes o diuréticos, etc.) o bien a realizar ejercicio físico intenso con la finalidad de mitigar los efectos del atracón. Las personas que padecen bulimia se sienten muy preocupadas por la silueta. Tienen un miedo intenso a engordar dado que su autoestima y su valoración personal están muy condicionadas por su imagen corporal y su peso. Si quieres saber más sobre Bulimia Nerviosa.

¿Cómo es nuestro tratamiento para la Bulimia Nerviosa?

En CENTRUM Psicólogos utilizamos las técnicas más innovadoras en psicoterapia para el tratamiento de la bulimia nerviosa: EMDR, Hipnosis Clínica, EFT, Mindfulness. Inicialmente llevamos a cabo una evaluación seria de cada caso que no se limita únicamente al peso y a la conducta alimentaria, sino que nos ayude a determinar las causas de la aparición del problema y los factores que están manteniendo la bulimia. El objetivo de nuestro tratamiento es doble: lograr la recuperación de la salud de la persona y evitar las recaídas. Tratamos la bulimia nerviosa de una manera integral y estructurada:

  • Identificamos los problemas que ha tenido o puede estar teniendo la persona con bulimia y que le han llevado a esa situación, así como las circunstancias en las que ocurren los momentos de atracones
  • Buscamos nuevas de formas de afrontar estos problemas o posibles soluciones facilitando recursos y aprendizaje de nuevas pautas de comportamiento que establezcan una relación sana con la comida.
  • Trabajamos para identificar los momentos conflictivos para minimizar el riesgo de recaídas y adoptar conductas alternativas.
  • Asesoramos a la familia si fuera necesario sobre patrones alimentarios y nutricionales sanos, facilitado su cooperación y participación en el tratamiento.

 

Trastorno por Atracón e Ingesta Compulsiva

Podemos decir que se come compulsivamente cuando repetidamente existen episodios de atracones en los que ingerimos una gran cantidad de alimentos, generalmente muy sabrosos y con un alto contenido calórico, en un corto periodo de tiempo. Cuando comemos compulsivamente tenemos sensación de falta de control sobre la comida pero a diferencia de cuando tenemos bulimia no llevamos a cabo después de atracón conductas purgativas (no nos provocamos el vómito ni tomamos  diuréticos o laxantes, etc.) En ocasiones el periodo de ingesta compulsiva se focaliza en la noche (noctifagia) con presencia de atracones nocturnos donde la ingesta suele reducirse a carbohidratos. Esta conducta puede obedecer a un desequilibrio bioquímico pero también puede ser una forma de respuesta a un estrés prolongado o crónico. La ingesta de carbohidratos en este caso suele ser lo más habitual y tiene un poder no sólo saciante sino también calmante. Si quieres saber más sobre Trastorno por Atracón e Ingesta Compulsiva.

¿Cómo es nuestro tratamiento para el Trastorno por Atracón y la Ingesta Compulsiva?

En CENTRUM Psicólogos el tratamiento para el Trastorno por Atracón y para problemas al comer compulsivamente se focaliza en identificar y resolver los conflictos emocionales que subyacen en esa forma de comer. Por ello damos gran importancia al proceso evaluación donde examinamos la historia del problema, los hábitos alimentarios, las repercusiones que el atracón tiene en la salud en general, para identificar el origen y los factores y las circunstancias que están manteniéndolo. El tratamiento es totalmente personalizado e integral, dirigiéndose a todos los aspectos que están relacionados en este problema:

  • Identificación del origen y la causa del atracón.
  • Abordaje de los conflictos emocionales que nos llevan a comer compulsivamente o darnos un atracón.
  • Control de los atracones.
  • Aprender a comer conscientemente.
  • Reducción del peso que suele ir asociado a estas conductas.
  • Adquisición de nuevos hábitos saludables.
  • Prevención de recaídas.

 

Obesidad

La obesidad supone un riesgo para la salud de las personas que lo padecen, no sólo por sus consecuencias físicas sino también psicológicas. Su definición más simple sería la acumulación excesiva de grasa corporal, que tiene como consecuencia sobrepeso y un aumento de volumen corporal. Su origen suele ser complejo y se debe a varios factores, ya que si bien podemos tener una predisposición genética, especialmente importantes van a ser otros factores que tienen que ver con el ambiente en el que crecemos. La obesidad se inicia generalmente al final de la infancia o en la adolescencia aunque los cambios en los hábitos de alimentación actuales han hecho que se adelante el momento de su aparición, siendo ahora más temprana. Lo más habitual es que luchemos contra el sobrepeso con dietas y aumento de la actividad física, pero a menudo abandonamos las dietas y la actividad una vez hemos alcanzado el peso deseado para después acabar recuperando el peso perdido e incluso en otras ocasiones renunciamos a los pocos días de haber comenzado el plan de adelgazamiento porque resulta excesivamente difícil de seguir. La modificación de los hábitos alimentarios y el aumento de la actividad física es esencial para perder peso pero si queremos mantenerlos en el tiempo tenemos que tener en cuenta otros factores.

¿Por qué no consigo adelgazar y mantenerme?

Suelen ser varios los factores que explican la razón de no conseguir adelgazar pese a estar intentándolo casi permanentemente. Estos son algunos de los motivos:

  • Por el seguimiento continuado de dietas. Al iniciar una dieta muy baja en calorías nuestro cuerpo interpreta la situación como una señal de alarma de que hay escasez de comida. Su respuesta es hacer más lento el metabolismo y quemar menos calorías para ahorrar recursos.
  • Porque nos vemos envueltos en múltiples situaciones culturales y familiares que favorecen que consumamos una gran cantidad de alimento, muy por encima de nuestras necesidades energéticas.
  • Por ansiedad. Comer o más exactamente masticar, supone una forma de reducir la ansiedad de una forma rápida, pasajera pero al alcance de todo el mundo. Si nos encontramos en un momento vital con ansiedad o estrés, el comer como recurso anti ansiedad se transforma en algo habitual y con el tiempo acabamos engordando. Este aumento de peso se convierte en un motivo de preocupación y nuevamente aparece la ansiedad, volviendo a comer como mecanismo tranquilizador. Es decir: entramos en un bucle.
  • Cuando tenemos un estado de ánimo decaído, aumenta el deseo de consumir ciertos alimentos hipercalóricos: chocolate, bollos y otros alimentos ricos en hidratos de carbono. Estos alimentos aumentan la serotonina en nuestro cuerpo mejorando nuestro estado de ánimo pero en contrapartida aumentan nuestro peso y nos generan insatisfacción, volviendo a entrar en el bucle por la necesidad de consumirlos.
  • Por el valor simbólico que tienen algunos alimentos. Además de las cualidades nutricionales algunos alimentos están asociados en nuestro cerebro a recuerdos buenos. El tener que prescindir de ellos, con su valor emocional, puede hacer que en ocasiones rompamos un plan de adelgazamiento.
  • Porque la comida sirve para evadirnos de los conflictos. En ocasiones comer es una vía de escape para no pensar en los problemas que tenemos, o evitar tomar decisiones complicadas. El conflicto queda así en espera sin afrontarlo y resolverlo pero la comida permite que nos sintamos temporalmente mejor no sólo por evitar la situación incómoda sino por el hecho placentero que en sí tiene el comer.

Si quieres saber más sobre la Obesidad.