Problemas Sexuales

¿Qué es un problema sexual?

Un problema sexual es la dificultad que durante cualquier etapa de una relación sexual (deseo, excitación, orgasmo) podamos experimentar y que nos impida disfrutar de la actividad sexual.

Problemas sexuales: ¿Cuándo aparecen?

Las dificultades sexuales pueden comenzar cuando nos iniciamos en la actividad sexual, es decir en la pubertad y adolescencia, pero también pueden desarrollarse posteriormente, incluso después de haber experimentado relaciones sanas, agradables y satisfactorias. Igualmente pueden aparecer de forma repentina o ir mostrándose poco a poco y agravándose y acentuándose a lo largo de los años.

¿Cuál es la causa de los problemas sexuales?

El origen de un problema sexual puede estar en causas físicas o en causas psíquicas y emocionales o incluso en una mezcla de ambas.

  • Entre los FACTORES FÍSICOS que propician problemas sexuales están:
    • lesiones en la espalda
    • ciertas enfermedades (esclerosis múltiple, neuropatía diabética)
    • trastornos endocrinos (problemas de tiroides o de hipófisis)
    • deficiencias hormonales
    • efectos secundarios de ciertos medicamentos
  • Los FACTORES EMOCIONALES que afectan a las relaciones sexuales suelen clasificarse:
    • problemas de pareja (falta de comunicación, de interés o de confianza, etc.)
    • problemas individuales:
      • trauma sexual previo
      • miedo al contacto sexual o a no satisfacter las expectativas del otro
      • depresión o estado de ánimo bajo
      • estrés y ansiedad
      • baja autoestima o autoimagen negativa
      • sentimiento de culpa producto de una educación sexual rígida

¿Qué problemas sexuales tratamos?

Problemas del Deseo Sexual

  • DESEO SEXUAL HIPOACTIVO o falta de deseo sexual es un  problema común en muchas parejas. En muchos casos el origen es puramente físico y está relacionado con una disminución de estrógenos en mujeres y de testosterona en ambos. La edad, el estrés o algunas situaciones especiales como el embarazo también pueden incidir en una disminución de la líbido. En otros casos, son factores psicológicos como los problemas de comunicación, la monotonía de la relación sexual o un estado de ánimo deprimido los que disminuyen el deseo sexual.

Problemas relacionados con la Excitación Sexual en hombres y mujeres

  • DISFUNCIÓN ERÉCTIL o dificultad para alcanzar y mantener una erección. En ocasiones detrás de una dificultad para tener y sostener una erección hay una causa física, pero en muchos casos el factor psicológico es el determinante. La dificultad de erección no impide, no obstante, que un hombre tenga un orgasmo.
  • FALTA DE LUBRICACIÓN VAGINAL . La mala lubricación puede estar originada por una excitación o estimulación insuficiente, aunque en algunos casos los cambios producidos por la lactancia o la menopausa iniciden negatiamente en este sentido. También el miedo o la ansiedad hacia las relaciones sexuales puede producir una falta de lubricación vaginal.

Problemas relacionados con el Orgasmo en hombres y mujeres

Los trastornos del consisten en el retraso o la ausencia  del orgasmo después de la excitación sexual normal. Este tipo de problemas puede ocurrir tanto en mujeres como en hombres.

  • EYACULACIÓN PRECOZ:  Aproximadamente un 40% de los hombres la ha sufrido en algún momento. Se trata de una alteración en la que el hombre se excita con rapidez y no es capaz de controlar su respuesta de eyaculación. Este problema suele causar una insatisfacción en el otro miembro de la pareja. Aunque es más frecuente en los jóvenes puede aparecer en hombres de cualquier edad y experiencia sexual.
  • EYACULACIÓN RETARDADA: Cuando un hombre tiene eyaculación retardada tarda mucho tiempo en eyacular. Esto suele ser también incómodo para la pareja porque para lograr un orgasmo se tiene que producir una estimulación sexual tan prolongada que resulta agotadora.
  • ANORGASMIA: Puede afectar tanto al hombre como a la mujer e implica la dificultad para alcanzar el orgasmo después de haber experimentado una excitación nomral.

Problemas de Dolor Sexual

  • VAGINISMO:  Se trata de la contracción involuntaria de los músculos vaginales en el momento de la penetración impidiendo así  en los casos más graves que se produzca la penetración. Aunque no siempre, es frecuente que esté asociada a traumas sexuales o a experiencias iniciales poco satisfactorias.
  • DISPAREUNIA:  Se trata de un dolor intenso por parte de la mujer durante la relación sexual. Su origen es psicológico y al igual que el vaginismo puede estar asociado a un trauma sexual.

Nuestro Tratamiento para los Problemas Sexuales

En CENTRUM Psicólogos contamos con Psicólogos formados en Sexología.

Para comprender los problemas sexuales hay que partir de la concepción de la sexualidad como una facultad como algo biopsicosocial.  Un problema sexual puede afectar a la respuesta física pero incidirá también en el equilibrio psicológico y emocional y en las relaciones sociales. De hecho, el malestar puede afectar a la respuesta física, al equilibrio psicológico, e incluso a las relaciones sociales.

No en todas las personas las repercusiones son las mismas y no todos los problemas sexuales tienen las mismas causas. Por eso nuestro Tratamiento de los Problemas Sexuales comienza con una evaluación pormenorizada y exhaustiva del problema. Utilizamos las técnicas más avanzadas en psicoterapia con el fin de acceder al origen del problema de la forma más rápida posible y acortar así el tiempo del Tratamiento.