Hipocondría

Cuando somos hipocondríacos estamos obsesionados por nuestra salud, chequeamos  de forma exhaustiva nuestro cuerpo al menor síntoma molesto (un pichazo, un dolor ligero…) visitando al médico constantemente  para que nos examine y determine si nos ocurre algo malo, si estamos enfermos o no.

El pensamiento de una persona con hipocondría está constantemente ocupado en temas de salud pero con preocupaciones y pensamientos futuros muy negativos: un pequeño malestar puede dar pie a pensar que se tiene una enfermedad grave y que queda poco tiempo de vida.

Las enfermedades graves existen y a todas las personas nos preocupen pero a los hipocondríacos les obsesiona tanto que acaban generando síntomas ansioso-depresivos. 

¿Qué es la Hipocondría?

La hipocondría es la preocupación obsesiva por la salud que una persona puede llegar a tener, es decir el pensamiento obsesivo respecto a si tiene o no una enfermedad. 

En las personas con hipocondría, las visitas al médico son muy frecuentes,  pero éstas no  acaban calmando la preocupación debido a que las personas hipocondríacas no dan credibilidad a los resultados médicos, ya que están convencidas de que “algo se les ha debido escapar en las pruebas realizadas” porque ellos siguen teniendo molestias

El resultado de esta preocupación excesiva es que la persona hipocondríaca suele acabar teniendo problemas de ansiedad y/o depresión.

Causas de la Hipocondría

Pueden ser varios los factores por los que una persona puede acabar teniendo hipocondría:

  • Crecer  en una familia donde uno o ambos progenitores son hipocondríacos es un factor para que predispone a ser hipocondríaco.
  • Haber sufrido en la infancia una enfermedad grave con riesgo para la vida puede provocar un ambiente de cuidado sobreprotector que fomente una sensación de vulnerabilidad intensa en el niño, convirtiéndose en la edad adulta en una persona hipocondríaca.
  • Obtener, aunque parezca a primera vista ilógico, algún “beneficio” del hecho de estar permanentemente “enfermo”.  Esto es lo que en psicología denominamos “beneficios secundarios”. Estar preocupado constantemente por la salud (incluso no teniendo en realidad ningún problema) puede resultar más manejable a una persona que hacer frente a otros conflictos que pueda tener en su vida (una relación de pareja que no funciona, una insatisfacción laboral permanente a la que no podemos hacer frente, etc…)

Problemas relacionados con la Hipocondría

Cuando tenemos esta preocupación excesiva e intensa por la enfermedad y la salud podemos acabar teniendo problemas de ansiedad y/o depresión causándonos:

  • Ataques de pánico
  • Trastorno de Ansiedad Generalizada
  • Depresión

 Tratamiento para la Hipocondría

En CENTRUM Psicólogos llevamos a cabo un tratamiento integral que aborda no sólo los síntomas actuales de la hipocondría sino también el origen de la misma. Solamente así podemos superar la hipocondría eficazmente. 

Como en todos nuestros tratamientos llevamos a cabo una evaluación completa de la persona hipocodríaca para identificar cómo y cuándo surgió el problema para después elaborar un plan de tratamiento de la hipocondría personalizado. 

En el tratamiento vamos a utilizar las técnicas más innovadoras en psicoterapia: Hipnosis clínica, EMDR, Mindfulness con la finalidad de reducir el tiempo del tratamiento  y aumentar la eficacia del tratamiento.