Testimonios y opiniones

A los 15 años comencé con mis problemas de sobrepeso y desde ese momento me vi arrastrada a un mundo de dietas, kilos de más y relación obsesiva con la comida. La única forma que tenía para afrontar las cosas buenas y malas de la vida era encerrarme en mi mundo y comer de forma compulsiva, lo que me llevaba a comenzar otra nueva dieta restrictiva para compensar los excesos. Eso me convirtió en una persona sin autoestima y sobre todo encerrada en un círculo de ansiedades del que no sabía salir.

Gracias Francesca, no sólo por ser una gran profesional, sino también por tu gran humanidad. Yo creía que era imposible que me abriera a alguien, y sin embargo, gracias a ti, a la confianza que inspiras, a las sesiones con EMDR, a la hipnosis, y a que no me he sentido sola en ningún momento desde que empecé la terapia, lo he conseguido (lo hemos conseguido).

Hoy soy una persona mucho más segura y capaz de manejar con todos los recursos que me has enseñado los momentos de ansiedad. Un abrazo enorme.

Sara

El poder estar en terapia con Francesca, en CENTRUM Psicólogos ha supuesto conocer mi verdad interior, cómo soy y cómo funciono pero sobre todo cómo se forjó y de dónde viene mi forma de ser.

Me gustó su naturalidad, humanidad y su enfoque práctico. En muy pocas sesiones me ayudó a abrir los ojos y para ver cómo era yo, cómo funcionaba y de dónde venía esa forma de ser y estar en el mundo. El hecho de comprender cómo soy y porqué me ha ayudado mucho.

También ha sido revelador y liberador poder trabajar con EMDR y terapia sensorio-motriz algunas cuestiones como la rabia o la inseguridad. Gracias Francesca.

R.S.

Acudí a CENTRUM  para superar una ruptura de pareja. En  aquel momento creía que no iba a ser capaz de superarlo nunca. Gracias a la ayuda que recibí y a las técnicas que utilizan he podido superar la ruptura en poco tiempo. Gracias por la ayuda recibida.

Jorge

¡¡¡NO PUEDO PARAR COMER O DE PENSAR EN COMIDA!!!

¿Alguna vez os habéis encontrado en la situación de llevar comiendo durante horas cantidades descomunales de “guarrerías”, que tu abdomen ya no sea capaz de estirarse ni un centímetro más, y que a pesar de eso tu cabeza te siga diciendo “NECESITO COMIDA”?
Esta situación llegó a ser tan cotidiana en mi vida que pensé que iba a volverme loca: atracones-restricción-exceso-prohibición= culpa, castigo, desconexión con todo mi interior…

Recuerdo la primera vez que me puse en contacto con Francesca: “Hola, me llamo Beatriz y necesito ayuda porque la comida está presente en mi mente todo el día, como recurso para sentirme bien”.
A los pocos días inicié la terapia para combatir lo que parecía el único problema. Con la profesionalidad y el buen hacer de Francesca – quien detectó casi desde el principio que esto sólo era la punta de iceberg – me puse manos a la obra.

Estaba tan cansada, tan sumamente agotada de ser prisionera de mi misma, de tener estos impulsos autodestructivos, que fue fácil hacer lo que a priori me parecía imposible: SOLTAR EL CONTROL, dejar que expertos me guiaran en este camino que había decidido iniciar.

Ahora, después de tan sólo CUATRO MESES, de un intenso trabajo de las dos (por supuesto gratificante, porque en los procesos en los que uno asume su parte de responsabilidad, siempre lo son) me parece imposible haber llegado donde estoy, del cambio de pensamiento tan enorme, de la nueva visión de la vida, de las mujeres… ¡De todo en realidad!

Pero se puede, ¡SÍ SE PUEDE!, y no ha tenido que derrumbarse mi vida entera para empezar de cero. Ha sido más bien un “todo se está colocando poco a poco sin darte cuenta”, hasta que un día, de repente, te das cuenta que ya se ha hecho el “click” y que ya eres capaz de hacer lo que durante años te ha atemorizado… ¿Cómo es posible? No lo sé, no necesito saberlo, ¡SÓLO VIVIRLO!

Animo a todos aquellos que alguna vez se han encontrado en esta situación, a dar este pequeñito paso… Inténtalo por favor, ¿Qué puedes perder?

Beatriz

Durante años tuve atracones.
La frecuencia de los mismos iba en aumento y eso empezó a asustarme.
La sensación de descontrol era horrible. Empezar a engullir toda clase de alimentos, de manera muy rápida, sin ningún tipo de modales, sin importar la combinación de los mismos, podía ser dulce de leche, y luego una milanesa, queso, pan, chocolate, masitas, dulce, salado, en cualquier orden, todo lo que hubiera en mi casa y sin poder parar. Sin siquiera ordenar o limpiar los residuos.
Luego la culpa por haberme comido todo, como un animal devorador. Como si otra persona se hubiera apoderado de mí por un rato y hubiera hecho todo mal.
Así fue que empecé desesperadamente a buscar información y ayuda por internet para entender que me pasaba.
Encontré dos sitios con bastante información sobre el tema y les escribí pidiendo ayuda.
De uno nunca recibí respuesta. El otro fue Centrum Psicólogos. Xesca me respondió de inmediato. Eso ya fue muy bueno para mí.
A pesar de la distancia, yo en Argentina y Xesca en Madrid, comenzamos el tratamiento por internet a través de sesiones de skype.
Enseguida sentí una calidez muy grande, de parte de Xesca, que se preocupó por mí y me dijo que ella no iba a convertirse en mi salvadora, sino que me iba a dar las herramientas para que yo pudiera superar el problema.
Luego de unas pocas sesiones, y mediante el empleo de la técnica EMDR, recuperé el control y la conciencia de mis actos. No puedo explicar cómo se produjo el cambio, fue como mágico. Después de indagar en mi pasado y con la ayuda y conducción de Xesca, puede comprender e inclusive reparar algunas cosas feas que me habían sucedido. Estoy muy feliz. Agradezco a Xesca, no solo por su profesionalidad y cuidado en todos los procedimientos, sino por su verdadero interés y gran calidez humana. Gracias Xesca!!!

Sara

Superar el Miedo a Volar 

Desde hace años sentía que mi miedo a volar iba en aumento. Pero por otro lado, mi deseo de viajar y conocer Nueva York también se hacía cada vez más grande. Eran ya muchas las ocasiones en las que había renunciado a viajes que implicaran coger aviones así que decidí ponerme en manos de un psicólogo para enfrentarme al problema.

A través de internet conocí CENTRUM donde comencé mi terapia. Gracias a la técnica EDMR y la profesionalidad de Xesca, conseguí en 8 SESIONES conocer mi miedo y utilizar las herramientas que me harían volar con suficiente tranquilidad. Como ella me decía, nunca seré ‘un gran volador’ pero no renunciaré nunca más a vivir experiencias como las que he vivido en Nueva York.

Gracias Xesca por conformar junto a mí un equipo para superar este miedo. Ya estoy pensando en mi siguiente destino… Londres!

A.B.

Superar la bulimia

Para mí, acudir al psicólogo era reconocer una derrota, el trastorno de alimentación me estaba ganando y destrozando mi vida; ahora pienso que ha sido de las mejores elecciones que he hecho en mi vida.

Yo pensaba que me estaba pasando porque le daba demasiada importancia al físico; pero Xesca se encargó de descubrirme el origen de todo, mi apego inseguro en la infancia, mi necesidad de ser perfecta para que los demás no me abandonen, cómo afrontaba el miedo y la rabia con comida y más comida; y posteriormente lo vomitaba, siendo incapaz de digerir ese malestar.

Después de un año, he conseguido con la ayuda de una bellísima persona y gran profesional que la comida ya no domine mis emociones ni mi vida. He aprendido a gestionar mis emociones, a entenderme y lo más importante, a quererme a mí misma.

Yo sólo soy un ejemplo más de que se puede salir de una enfermedad como la bulimia, que hay luz al final del túnel y que la vida puede ser maravillosa. Ánimo a todas las personas con un problema de este tipo o de otra índole, a que busquen ayuda.

Marta

Superar el Síndrome del Comedor Nocturno

Cuando llegué a CENTRUM no sabía lo que me pasaba, por qué solo pensaba en comer. Mi día a día giraba en torno a la comida, atracones que despertaban en mí un sentimiento de culpa, malestar físico, desesperanza… tanto es así que en mi primer encuentro con Xesca yo no daba mucho por mi recuperación.
Cada día me repetía a mí misma que sería capaz de poder superarlo yo sola, pero no podía, por eso decidí buscar ayuda, qué alivio!!!
En cada sesión ella me ayudaba a conocerme y a entender mi problema con la comida. Eso es muy importante porque antes me sentía como un bicho raro. Y una vez que vas comprendiendo lo que te pasa y vas ordenando todo en tu cabeza, entonces, ya puedes elegir. Es una liberación. Y pensar que todo era tomar la decisión de dejarme ayudar.
Gracias Xesca por tu profesionalidad y humanidad, me has hecho sentirme comprendida y querida.

Pilar

Cuéntanos tu experiencia

Gracias por compartir tu experiencia en CENTRUM Psicólogos. Con ello puedes ayudar a otras personas a saber que existe solución para sus problemas.
Puedes enviarnos tu experiencia mediante este formulario.

Tu nombre o iniciales *

Tu experiencia *


Centrum Psicólogos cumple con las disposiciones de LOPD. Tus datos están a salvo.