Terapia Familiar

Cuándo es necesaria la Terapia Familiar

Hay momentos en los que las familias entran en conflictos que convierten la convivencia en un infierno.

Los conflictos familiares pueden haber ido gestándose poco a poco hasta convertirse en inmanejables, pero también puede ocurrir que un acontecimiento traumático rompa el equilibrio existente y la familia entre en crisis.

En ambos casos,  si la familia no logra encontrar una situación de armonía por sí sola y la convivencia produce tensión y sufrimiento un psicólogo especializado en Terapia Familiar es una solución para recuperar el bienestar familiar

Conflictos Familiares

¿Qué problemas se tratan en la Terapia con Familias?

En líneas generales  los conflictos  que se tratan en Terapia Familiar tienen que ver con la relación entre los miembros de la familia o con la forma en que han gestionado las experiencias familiares.

Problemas  de relación

  • En ocasiones los padres no se llevan bien y esto acaba reflejándose en el resto de los miembros de la familia.
  • También puede ocurrir que los hermanos tengan conflictos entre sí (celos, envidia…) que producen situaciones problemáticas recurrentes.
  • Cuando existe una situación de conflicto permanente en la familia con tensiones, hostilidad o agresividad.
  • Cuando hay falta de comunicación entre los miembros de la familia.

Situaciones críticas

A veces se produce un cambio brusco en un área importante de la vida de la familia con problemas para adaptarse

  • Problemas de salud: accidentes, muertes traumáticas o lesiones permanentes.
  • Cambios de domicilio importantes (a otra provincia, a otro país…)
  • Pérdida de empleo o problemas económicos significativos.
  • Llegada de un nuevo miembro o envejecimiento de los padres.

Terapia Familiar Breve

En CENTRUM Psicólogos entendemos que el objetivo fundamental de una familia que pide ayuda profesional es recobrar el equilibrio familiar.

Nuestra terapia para familias se focaliza en la resolución del conflicto creando una nueva forma de vivir en familia.

Se trata de una terapia breve con un número cerrado de sesiones para optimizar el tratamiento.